Ya nadie oculta la crisis que atraviesa Ferrari: el malestar de los pilotos y las críticas del equipo

Los pilotos de la escudería italiana no suben a un podio desde hace cinco carreras y todos concuerdan en que el problema está en el SF1000

Sebastian Vettel (izq.) y Charles Leclerc (der.) en el ensayo que hizo Ferrari la semana pasada en Mugello (Prensa Ferrari).
Sebastian Vettel (izq.) y Charles Leclerc (der.) en el ensayo que hizo Ferrari la semana pasada en Mugello (Prensa Ferrari).

Lejos de encontrar un techo, la crisis de Ferrari aumenta con el correr de los Grandes Premios. La histórica escudería no alcanza un podio desde principios de agosto, cuando el monegasco Charles Leclerc se quedó sólo con un tercer puesto en el GP de Gran Bretaña, por detrás de Max Verstappen y Lewis Hamilton.

Pasaron cinco eventos y ninguno de los dos pilotos del Cavallino Rampante pudo volver a festejar. A eso se le sumaron las internas que vive Sebastian Vettel con el ingeniero y el director deportivo, con quienes manifestó tener algunos problemas públicamente, más precisamente, al discutir por la radio con uno de ellos.

Los números no los acompañan, ni a los corredores ni al equipo en general. Mientras que en pista Hamilton (Mercedes) encabeza la tabla con 141 puntos por delante del monegasco ( 8vo con 49), en los boxes los constructores se ubican sextos (de diez) con 66 puntos, en una clasificación que también lidera la escudería alemana con 325.

Mattia Binotto, director deportivo de Ferrari
Mattia Binotto, director deportivo de Ferrari

El malestar en Ferrari sigue aumentando, y tras la última carrera fue el CEO de la escudería, Louis Camilleri, el que admitió la crisis que se está viviendo en el equipo: “Sabemos que estamos en un hoyo. Es una confluencia de factores, pero cualquier cosa que diga se verá como excusa. Y no nos gustan las excusas. Así que lo que importa es centrarnos en los problemas que tenemos y trabajar duro con determinación para volver al que consideramos que es nuestro lugar legítimo”.

Por otra parte, el directivo señaló en declaraciones recogidas por Motorsport que, “de manera realista, va a ser difícil. En la F1 siempre estamos luchando contra el tiempo, tanto en la pista como en el desarrollo, y no hay una fórmula mágica. Así que nos llevará un tiempo. Espero que con un poco más de flexibilidad en las reglas el año que viene podamos al menos dar un paso adelante desde donde estamos”.

Leclerc acabó octavo en el último GP y Vettel décimo
Leclerc acabó octavo en el último GP y Vettel décimo

Por su parte, Charles Leclerc, quien acabó octavo en el último GP de la Toscana, señaló respecto al SF1000 que, “esta fue una de las carreras más difíciles desde el punto de vista mental, porque tuve una buena salida, hice todo lo que tenía que hacer, pero no había ritmo y el equilibrio del coche no era bueno”.

Tuve problemas con el monoplaza en general. Fue extraño, porque en la clasificación el balance era bueno, no estábamos tan mal. Pero sufrí mucho con las neumáticos duros, un poco como en Monza”, consideró.

“Sólo quiero entender qué va mal, tenemos que hacerlo. Entender qué le pasa a este coche y hacer algo, porque es muy duro. Mirando la carrera, no hay mucho positivo. El equipo debe seguir siendo positivo, yo lo soy. Seguimos trabajando, pero está claro que este es un momento muy difícil”, concluyó el joven piloto de 22 años.


MÁS SOBRE ESTE TEMA:

Pasado, presente y futuro de la Fórmula 1: las 1.000 carreras de Ferrari, el dominio de Mercedes con otro triunfo de Hamilton y los cambios para 2021

El ex presidente de Ferrari reveló cuáles fueron los errores que provocaron la crisis en la escudería

Las verdaderas razones de la crisis de Ferrari que vivió un papelón en su propia casa


MAS NOTICIAS