Los festejos por la consagración de Nacional como campeón de Uruguay, tras vencer en la final a Peñarol en el estadio Centenario, se tiñeron de luto el pasado domingo, cuando un hincha del conjunto Tricolor fue asesinado a balazos en plena calle de Montevideo. La víctima fue identificada como Lucas Langhain, de 24 años, y en las últimas horas trascendieron detalles de cómo se desarrolló la trama criminal que derivó en su homicidio.

Los investigadores lograron identificar que el autor intelectual del asesinato es un peligroso barra de Peñarol, líder de la facción Cerro Norte, que actualmente se encuentra prisión. Erwin Parentini Flores, alias el Coco, fue quien desde su celda tejió las redes para planear y, finalmente, concretar el crimen.

“Hacelo callado, lo hacemos entre nosotros”, le dijo días atrás el Coco a otro delincuente en una llamada que hizo desde el Penal de Libertad y que fue intervenida por la Policía. En esa comunicación, instaba a su cómplice -que aún no fue detenido- a encontrar a una persona con una moto a la cual le iban a entregar un arma para disparar contra un hincha de Nacional.

El momento en que el joven enviado por Coco Parentini dispara contra Lucas Langhain. El agreso ya fue detenido
El momento en que el joven enviado por Coco Parentini dispara contra Lucas Langhain. El agreso ya fue detenido

Este viernes, la Policía de Montevideo detuvo al joven de que Coco y su cómplice eligieron para efectuar los disparos. Se trata de un hombre de 27 años que tiene antecedentes penales por diversos delitos y que fue arrestado junto a una mujer de 21 años que lo acompañaba en la moto cuando se produjo el ataque el domingo por la noche en la intersección de las calles Presidente Berro y 8 de octubre. “La población puede estar tranquila que los autores del crimen están detenidos”, dijo el fiscal de Homicidios Juan Gómez, en una conferencia de prensa ante los medios uruguayos.

Sin embargo, hasta el momento nos trascendieron los motivos por los que Parentini Flores ordenó matar a Langhain. El jefe de la barra del club Carbonero tiene un largo prontuario, que incluye causas por drogas, robos, extorsión, tenencia de armas, homicidios. Ha estado entrando y saliendo de prisión desde el año 2009, cuando tenía tan solo 19 años. A pesar del encierro, ha logrado incrementar su poder y liderar el sector más violento de la hinchada del Peñarol.

El autor intelectual del crimen es uno de los líderes de la barra de Peñarol (REUTERS)
El autor intelectual del crimen es uno de los líderes de la barra de Peñarol (REUTERS)

Entre sus causas más graves, se encuentra el haber sido acusado de la coautoría del homicidio de Renny Auditore Ferreira, otro capo de la barra de Peñarol, quien fue asesinado de 15 tiros en medio de una disputa por el control de la agrupación. Además, participó del secuestro del jefe de la barra de Marconi, a quien liberó sin cobrar el rescate de 200 mil dólares que se había pedido, pero con la condición de obtener también el liderazgo de ese sector. En tanto que, en enero de 2018, había intentado fugarse de la cárcel de Santiago Vázquez, donde estaba recluido en aquel entonces.

Los investigadores informaron a diversos medios de Uruguay que las pesquisas no terminan en Parentini y que es posible que haya nuevas detenciones en los próximos días.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: