Pelea entre padres y técnicos en un partido de inferiores en Chaco

Sameep y Chaco For Ever igualaban 1-1 en el predio del club “Los Contadores”, en un encuentro por el certamen de Quinta División de la Liga Chaqueña de Fútbol. El partido se desarrollaba dentro de los cánones habituales, hasta que el árbitro sancionó un penal para la visita. Allí, el duelo se desnaturalizó por completo. Y fueron los mayores los responsables del escándalo, dado que en lugar de calmar los ánimos, participaron de la gresca.

En desacuerdo con la sanción, los padres de las promesas de Sameep irrumpieron en el campo de juego, dándole pie a una verdadera batalla campal. En lugar de separar a los futbolistas, que habían comenzado a empujarse, se trenzaron a golpes de puño, en una pelea que incluyó a los entrenadores. Algunos de los espectadores alcanzaron a filmar el bochorno, que luego se viralizó en las redes sociales.

El encuentro no contaba con seguridad policial, por lo que detener la batalla resultaba utópico, por lo que el árbitro tomó la decisión de suspender el duelo, con el marcador igualado: no fue posible la ejecución del penal.

Dos padres de los chicos de Chaco For Ever, identificados como José Luis Aquino y Luciano Pérez, realizaron la denuncia en la Comisaría duodécima y aportaron los videos de las agresiones como prueba. En tanto, la trifulca también tuvo consecuencias deportivas: la Liga Chaqueña, enterada de lo sucedido, resolvió suspender al club Sameep para competir en todas sus categorías.

“Como se aprecia en el video viralizado, hubo algunos empujones, pero no tenemos denuncia por lesiones. La Policía del Chaco no cubre con servicio adicional los eventos de divisiones inferiores, solamente lo hace con la primera división. Entonces, a veces se complica, por los papás que están alterados”, le explicó a LT7 Corrientes el comisario Fernando Romero. Y ese estado de crispación lejos estuvo de brindarles un ejemplo a los chicos.

SEGUÍ LEYENDO: