Puede parecer una escena de una película, pero no. Ocurrió este fin de semana en Dinamarca cuando 11 conductores pasaron de largo en una curva y se estrellaron contra uno de los muros de seguridad que separa la pista de las gradas.

La Citroen DS3 Cup, certamen que se disputa en el país europeo, sufrió una inesperada tormenta en medio de la carrera que obligó a los conductores a cambiar sus neumáticos. Sin embargo, la lluvia empapó pronto la pista y no le dio tiempo a los pilotos a llegar a boxes.

Por ese motivo, en una de las curvas más peligrosas 11 vehículos (de 16) pasaron de largo y se estrellaron contra el muro. Las imágenes parecen irreales, ya que cada automóvil que pasaba por allí sufría el mismo problema y terminaba agolpado con el resto.

A pesar de que se flameó la bandera roja, varios conductores no pudieron evitar el choque y resbalaron al igual que sus rivales, dejando una imágenes insólita en un costado del circuito.

Afortunadamente 10 de los involucrados no sufrieron heridas, sólo uno, el campeón Faraas, fue llevado al hospital por precaución debido a una lesión en uno de sus brazos.

Este accidente sea una semana del trágico accidente en la Fórmula 2 en el que murió el piloto francés Anthoine Hubert. Por el mismo choque, el  corredor ecuatoriano Juan Manuel Correa pelea por su vida luego.

El joven de 20 años nacido en Quito pero nacionalizado norteamericano está internado "en estado crítico pero estable" en un hospital de Londres donde lo mantienen en coma inducido, según el comunicado oficial que publicó su familia por las redes sociales.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: