Este es el momento en el que el balón se le cuela al portero argentino por el centro de su portería y a media altura (Foto: Captura de pantalla)
Este es el momento en el que el balón se le cuela al portero argentino por el centro de su portería y a media altura (Foto: Captura de pantalla)

El arquero argentino de Tigres, Nahuel Guzmán, jugó en contra de su equipo y a favor del clásico rival estatal, Monterrey, al esforzarse muy poco en la jugada que definió el marcador final del encuentro 1-0 a favor de Rayados por la ida de las semifinales del clausura 2019.

La acción del gol se dio al minuto 12 del primer tiempo cuando el volante ofensivo Rodolfo Pizarro armó una pared con su compañero Carlos Rodríguez, quien tocó al costado derecho para el lateral Miguel Layún, el jugador mexicano ex Porto retrasó para Dorlan Pabón, el colombiano mandó el centro y el balón se coló a la portería de Guzman.

Lo curioso del caso es que el servicio de Pabón no llevaba mucha fuerza ni colocación, iba dirigido para el también argentino Rogelio Funes Mori, quien se encontraba en el límite del área chica y no pudo cabecear el balón. Entonces el esférico se le coló a Nahuel a media altura y por el centro de la portería.

 

El guardameta argentino no hizo gran esfuerzo por impedir que la pelota entrase a su arco y quizá podría argumentar que su compatriota le impidió ver la trayectoria del balón, sin embargo, el centro parecía no tener gran dificultad para que fuese atajado.

No es la primera vez que "El Patón" comete grandes yerros en México. Como en 2015 cuando intentó despejar un balón entre su área chica y grande que le salió en pase para el delantero de Querétaro, Emanuel Villa, quien solo empujó el balón.

O como el episodio en el que ya había atajado un tiro libre del Club Guadalajara en 2016, pero el argentino perdió el control de un remate que no llevaba gran dificultad y el volante Orbelín Pineda solo tuvo que empujar la pelota para marcar el gol y evidenciar la pifia del arquero.

 

Otro error recordado fue cuando intentó despejar un balón fuera del área grande, pero el bote de la pelota le jugó una mala pasada y terminó fallando en su intento de patearla. El delantero de Tijuana Dayro Moreno aprovechó el regalo de "El Patón" y con un suave toque marcó el gol.

Guzmán es un portero con grandes condiciones, pero que a veces peca de confianza o la desconcentración lo termina traicionando.