La última polémica en Chivas: Boy acusa a Almeyda, uno de los máximos ganadores en la Liga mexicana con Chivas, de ser responsable del mal momento del equipo (Foto: Especial)
La última polémica en Chivas: Boy acusa a Almeyda, uno de los máximos ganadores en la Liga mexicana con Chivas, de ser responsable del mal momento del equipo (Foto: Especial)

Chivas no tiene paz. Uno de los más ganadores y populares del fútbol mexicano, el club de Guadalajara no termina de salir de una polémica cuando ya está inmerso en otra. En esta ocasión, el responsable fue su actual técnico, Tomás Boy, que criticó duramente al entrenador argentino Matías Almeyda, al que hizo responsable del mal momento del equipo.

"Almeyda fue campeón, pero después hizo dos campeonatos malos que tienen al equipo en este lugar", declaró Boy en rueda de prensa, a pesar de que el argentino no dirige al equipo desde 2018 y antes pasaron dos técnicos más por los banquillos.

Boy, en conferencia de prensa (Foto: Cuartoscuro)
Boy, en conferencia de prensa (Foto: Cuartoscuro)

Boy se refiere a los dos torneos posteriores al título liguero que Almeyda consiguió con Chivas en el Clausura 2017. Durante el siguiente semestre, el equipo del "Pelado" sumó apenas 18 puntos y fue décimo tercero en la clasificación, lejos de la Liguilla. En el Apertura 2018, el último dirigido por el técnico argentino, las Chivas fueron penúltimas de la tabla, con quince unidades de 51 posibles.

Ambos torneos afectarán a Chivas para la temporada 2019-2020, ya que la tabla de los promedios en la Liga mexicana, que define el descenso a final de cada año futbolístico, cuenta la totalidad de partidos de la fase regular de los últimos tres años (seis torneos en total).

Almeyda dirigió a Chivas entre 2015 y 2018, donde obtuvo cinco títulos (Foto: AFP)
Almeyda dirigió a Chivas entre 2015 y 2018, donde obtuvo cinco títulos (Foto: AFP)

El rebaño sagrado comenzará el próximo semestre sólo por encima de dos equipos en la clasificación porcentual: el club que logre ascender, que podrían ser los Dorados del argentino Diego Armando Maradona; y por encima de Querétaro.

Eso pone en la zona roja a Chivas, que la última vez que peleó por no descender fue durante la temporada 2014-2015. Precisamente Almeyda llegó cuando los rojiblancos todavía no se encontraban cómodos en la tabla de promedios. Sin embargo, los buenos resultados alejaron al equipo del fondo y llegaron a ser octavos de dicha clasificación, muy lejos de los problemas de descenso.

Pero desde que la era Almeyda (2015-2018) terminó, con un saldo de cinco títulos para las Chivas, incluida una Liga MX –la primera en once años–, dos Copas MX –las primeras en 45 años– y una Liga de Campeones de Concacaf –la primera desde 1962–, el proyecto del equipo empezó a desmoronarse en todos los ámbitos, desde el deportivo hasta el institucional.

Cardozo, despedido tras caer en dos ocasiones consecutivas ante el clásico rival de Chivas: América (Foto: Fernando Carranza García/ cuartoscuro.com
Cardozo, despedido tras caer en dos ocasiones consecutivas ante el clásico rival de Chivas: América (Foto: Fernando Carranza García/ cuartoscuro.com

Con la salida de Almeyda, uno de los técnicos más ganadores en la historia del club, en junio de 2018 debido a los problemas que tuvo con la directiva, incluido el nombramiento de un director deportivo que el argentino explícitamente había rechazado, el paraguayo José Saturnino Cardozo fue elegido como su reemplazo.

 
 

El guaraní tuvo un buen inició, pero alargó la mala racha de Chivas, con quienes sumó el tercer torneo consecutivo sin acceder a la Liguilla. Veinte puntos y un undécimo puesto fueron la presentación de Cardozo durante el primer semestre al frente del equipo.

El último triunfo de Chivas en Liga, ante Atlas en febrero pasado (Foto: Fernando Carranza García/ cuartoscuro.com)
El último triunfo de Chivas en Liga, ante Atlas en febrero pasado (Foto: Fernando Carranza García/ cuartoscuro.com)

Pero ya en el Apertura 2019 todo se descompuso rápidamente. El club cayó en una espiral negativa a finales de febrero. Ahí inició una mala racha de resultados tanto en Liga como en Copa. El problema se agudizo cuando el "rebaño sagrado" se enfrentó en dos ocasiones consecutivas al América, su clásico rival, primero por el torneo copero (derrota y eliminación) y luego por el campeonato regular (segunda derrota).

El club despidió a Cardozo y fue sustituido de manera interina durante un partido por Alberto Coyote, su auxiliar. Entonces arribó Boy, experimentado técnico con un buen recorrido por equipos que necesitan sumar puntos en su pelea por no descender. El nuevo estratega debutó con dos derrotas, alargando la racha del club a seis derrotas consecutivas con tres entrenadores diferentes.

vergarasalud
La última foto de Vergara, dueño de Chivas, publicada en julio de 2018 (Foto: Instagram)

El problema deportivo se complicó en los últimos meses con dos noticias que no tiene que ver con el fútbol: las supuestas complicaciones médicas de Jorge Vergara, dueño del equipo y que se encuentra retirado de la vida pública, y un caso de indisciplina al interior de la plantilla.

Con Vergara dedicado a su familia, la decisiones de Chivas recaen en su hijo, Amaury Vergara, en el CEO del grupo Omnilife-Chivas y en Mariano Varela, director deportivo. Pero ninguno ha podido encontrar el rumbo.

Por si fuera poco, en la plantilla se dieron casos de indisciplina que fueron resueltos por la institución de forma interna. Pero diarios locales aseguran que, para el próximo semestre habrá un recambio radical en el equipo por la posible salida de varios jugadores experimentados.

Pulido es uno de los señalados por la prensa local para salir el próximo mercado de pases (Foto: Fernando Carranza García/ cuartoscuro.com)
Pulido es uno de los señalados por la prensa local para salir el próximo mercado de pases (Foto: Fernando Carranza García/ cuartoscuro.com)

Pero por ahora el club no tiene nada claro. Ni Boy, que asumió como entrenador hace un par de semanas, tiene el cargo asegurado. “Me gustaría quedarme, sería fantástico, pero no puedo hablar del tema. Debo trabajar cada partido que queda y después ya veremos como evalúan mi trabajo“, dijo el estratega mexicano.

Mientras tanto, el descenso, un hecho inédito en la historia de Chivas, acecha al club como hace cuatro años.