El punto de Nick Kyrgios

Aquellos espectadores que pagan una entrada para ver a Nick Kyrgios saben que verán un espectáculo que va más allá de un partido de tenis. El australiano suele protagonizar episodios pocas veces vistos en este deporte y este martes no fue la excepción.

En la eliminación que sufrió ante el croata Borna Coirc por 6-4, 3-6 y 2-6 por los octavos de final del Miami Open, el australiano dejó algunas perlitas que enamoraron a sus fans.

En el primer set, el jugador de 23 años marcó lo que por ahora es el mejor punto del torneo. Primero con un not look shot, que pudo devolver Coirc, e inmediatamente después con una Gran Willy que significó el 30-15 durante el quinto game. La acción levantó al público de sus asientos y los aplausos resonaron en el estadio.

En esta ocasión el australiano evitó la polémica, pero dejó una perlita durante la espera para el inicio del segundo set. La cámara lo tomó jugando al Bottle Flip Challenge". El reto consiste en tirar una botella de plástico a medio llenar de manera tal que dé un giro en el aire y caiga al suelo de forma vertical.

Aunque suene sencillo, a Kyrgios  se le complicó y necesitó varios intentos para lograrlo, mientras algunos fans lo filmaban y se reían por sus fallos. Incluso, el jugador cambió de botella hasta que finalmente lo logró y sonrío ante el aliento del público.

El Bottle Flip Challenge de Nick Kyrgios

En la ronda anterior, cuando eliminó al serbio Dusan Lajovic, el número 33 del ranking ATP se despachó con un ace desde un saque de abajo. El australiano aprovechó que su rival se paró muy atrás de la línea de fondo en su lado de la cancha para sacar de abajo. Suave, la bola pasó del otro lado de la red y Lajovic ya no pudo llegar a devolverla.

Ese no fue el único momento tenso de aquella noche, ya que el polémico tenista se enfrentó también con un espectador, que finalmente debió ser retirado por la seguridad del torneo. "¿Conseguiste una entrada gratis? ¿Por qué me estás viendo jugar un domingo por la noche?", le preguntó Kyrgios al hombre en las gradas. Como este no cesaba de molestarlo, le reiteró: "¿Qué haces aquí? Es domingo por la noche. ¿Y tu familia? ¿No tienes nada mejor que hacer?". La conversación valió incluso una intervención del umpire. "Suficiente, Nick", le dijo al jugador.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: