La tercera jornada del Clausura mexicano inició con una polémica acción en el duelo entre Chivas y Toluca, que finalizó con triunfo por 1 a 0 para el conjunto local.

Sobre la media hora del segundo tiempo, el elenco visitante marcó el empate gracias a un disparo de Enrique Triverio, que no pudo contener el joven Raúl Gudiño. El esférico tomó un efecto raro tras el pique y, al cruzar la línea, realizó un recorrido horizontal sobre el césped para, finalmente, estrellarse contra el poste y acabar en las manos del arquero.

Mientras el Toluca celebraba el 1 a 1, los jueces del VAR revisaron la acción y le informaron al árbitro principal que el esférico no había ingresado completamente. Tras varios minutos, Jorge Pérez Durán anuló la acción.

Allí estallaron las protestas de lo futbolistas visitantes, quienes le reclamaron al árbitro que se acerque al monitor que está al costado del campo de juego y revise él mismo la jugada. Tras observarla, ratificó la decisión del VAR, aunque para eso ya habían pasado 7 minutos.

En algunas repeticiones que se mostraron por televisión (que son las mismas que observa el VAR) se ve que el balón ingresa, aunque hay otras en las que parece no cruzar del todo la línea de gol.

Vale recordar que la pelota debe cruzar la raya de cal completamente, es decir, un pequeño porcentaje de aquella que no la traspase será suficiente para que no se conceda el gol.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: