(Foto: Archivo)
(Foto: Archivo)

En Twitter se hizo viral una fotografía en la que muestra que el cantante Drake apoyó al equipo de Alabama en la final que perdió 16-44 ayer por el juego del Campeonato Nacional de fútbol colegial contra Clemson. Esta habría sido la razón por la que el equipo del Crimson Tide habría caído en el juego más importante de la temporada de la NCAA.

Las publicaciones ironizaron el apoyo del artista al equipo de Nick Saban porque en realidad no se tiene registrado que el canadiense sienta afinidad por la organización desde hace años, por lo que su apoyo improvisado habría sido el motivo de la caída de uno de los mejores equipos de la historia moderna del deporte de Estados Unidos.

El medio deportivo estadounidense, Fox Sports, compartió un "meme" donde aparece Drake apoyando a equipos que formaron una dinastía en el deporte de aquel país y que a partir del supuesto fanatismo del intérprete se derrumbaron, dejando de dominar su disciplina.

En la imagen se aprecia a Drake vistiendo ropa del Heat de Miami en el básquetbol, una sudadera de Kentucky en el básquetbol colegial, posa junto a Conor Mcgregor en las artes marciales mixtas y usa una sudadera de Alabama en el fútbol americano colegial y en todas esas ocasiones los equipos o deportistas perdieron su buena racha.

Otros usuarios de redes sociales fueron más lejos y pidieron que alguien detenga al cantante para evitar que le caiga una maldición al próximo equipo que apoye.

Otra persona publicó de forma irónica que cómo le va a explicar a sus hijos que Drake acabó con la dinastía más grande en la historia del fútbol americano colegial de Estados Unidos.

Incluso la página de Twitter de los Tigers bromeó con el canadiense al festejar y pedir que alguien le diera rápidamente una camiseta del equipo por haberlo ayudado a conseguir el título nacional.

Clemson se proclamó el mejor equipo de fútbol colegial de la nación de manera invicta. Dominó de principio a fin a la organización de Alabama y terminó con un dominio de la Marea Roja que había logrado el título en dos de los últimos tres años.

Además, los Tigers consiguieron su segundo campeonato en los últimos tres años. En 2016 el equipo alzó el trofeo de la mano del actual quarterback de los Texans de Houston, Deshaun Watson

Así, la ofensiva de Trevor Lawrence consiguió el tercer campeonato nacional de su historia.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: