(Gentileza de Antena 3)

Andrea Reyes fue la mejor de su camada en cuanto a calificaciones y apenas se le ofreció un trabajo lo aceptó sin dudar. Para comenzar, la mujer fue ubicada en partidos infantiles para impartir justicia en torneos amateurs de niños de no más de 10 años. Sin embargo, a las pocos meses renunció.

Un informe de Antena 3 dio a conocer la historia d esta joven de 15 años que fue amenazada de muerte durante un partido por un jugador de 8 años, avalado por sus padres y por el entrenador del equipo.

"El jugador número 7 del Malaka F.C. se dirige a mí en los siguientes términos: 'Te voy a matar por no haber cobrado la falta'", describe al acta redactada por reyes.

Como si esto fuera poco, desde las gradas una mujer también la amenazó: "Te vamos a tener que pegar cuando acabe el partido", e incluso quien se sumó a este episodio fue el entrenador del Malaka F.C.: "No tienes valor para suspender el partido".

La intención de la jueza era seguir pitando, pero tras pedirle al entrenador que retire al niño que la había amenazado, advirtió que éste ignoraba su pedido y volvía a lanzarlo al campo.

Tras esto, la joven decidió abandonar el campo y encerrarse en el vestuario para evitar ser golpeada. Desde allí llamó a su jefe y a su padre, quien acudió de inmediato para socorrerla.

"Tuve que sacar a mi hija por la puerta falsa", explicó Antonio, indignado por la situación al igual que su esposa, Lourdes quien remarcó que eran las mujeres de la tribuna quienes más denigraron a su hija.

"En todos los partidos hay padres que no educan bien a sus hijos, lOs llevan pensando que son los mejores y critican todo", explicó Andrea, días después del episodio ya habiendo renunciado a su idea de convertirse en árbitra profesional.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: