(Reuters)
(Reuters)

Tras la goleada por 3-0 ante la Fiorentina, la Juventus luce una hoja de resultados casi perfecta, con 13 victorias, un empate y una distancia considerable con el segundo del Calcio, el Napoli. Rodrigo Betancur, Giorgio Chiellini y Cristiano Ronaldo fueron los encargados de darle un nuevo triunfo a los de Turín.

Antes de ir a Florencia, el astro luso y compañía lograron una ventaja de ocho puntos ante los sureños, que jugarán el lunes en casa del Atalanta (9º). Además, la Roma, séptima en el campeonato italiano, se encuentra bajo presión antes de recibir al Inter de Milán el domingo.

La Juventus no pudo romper el cero en Florencia pese a sus constantes ataques en los primeros minutos. Paulo Dybala y Cristiano Ronaldo no consiguieron abrir el marcador durante gran parte de primer tiempo y el VAR fue protagonista por una una mano del defensor Cristiano Biraghi dentro del área. Él árbitro decidió no cobrar la pena máxima después de ver que no hubo intención de interferir en la jugada.

Finalmente, a los 30, una jugada combinada entre el delantero argentino y Rodrigo Betancur le dio el gol a la Vecchia Signora. El uruguayo batió a Alban Lafont con un remate cruzado desde adentro del área.

Los locales, en cambio, no lograron incomodar a Wojciech Szczęsny durante los 45 primeros minutos, y su única participación importante fue por un mal despeje de su compañero Girgio Chiellini, por el cual respondió eficazmente.

La insistencia de los dirigidos por Massimiliano Alegri por ampliar la diferencia fue mucho más que la necesidad por encontrar el empate de la Fiorentina en el inicio del complemento. Balones perdidos sin peligro en el mediocampo terminaron en avances del equipo visitante que fueron bien contenidos por el meta burkinés.

Poco a poco los de Stefano Pioli se fueron animando y generando más ocasiones para su equipo. Sin embargo, a los 68 minutos la Juventus le arruinó el mal pasar que tenían en el Estadio Artemio Franchi con un tanto de Giorgio Chiellini, que disparó desde adentro del área con una volea que no pudo contener el arquero y que se metió lentamente en el arco por encima de los defensas que nada pudieron hacer por evitar que entre.

Con el tanto del capitán juventino los visitantes pudieron respirar y distenderse hasta que finalmente llegó una nueva oportunidad para sentenciar el marcador tras una mano de Edimilson Fernandes en el área. A los 78, Cristiano Ronaldo se encargó de transformar esa falta en el tercer gol para su equipo.

Más sobre este tema