La peleadora estadounidense Ronda Rousey sufrió una brutal paliza en las Survivor Series de la WWE. La ex campeona de UFC se quedó con la pelea luego de que su rival, Charlotte Flair, fuera descalificada por atacarla con sillas y palos dentro del ring.

El combate tuvo un desarrollo normal y equilibrado. Las dos peleadoras hicieron gala de su amplia experiencia en las artes marciales mixtas pero, en determinado momento, Rousey comenzó a imponer su jerarquía y estuvo cerca de noquear a Flair.

(WWE.com)
(WWE.com)

Cuando Flair se vio en desventaja, apeló a un palo de Kendo, la tradicional vara que se utiliza en el arte marcial japonés, y comenzó a golpear a su rival en las costillas.

A pesar de que los jueces comenzaron a tocar la campana para parar las acciones, Flair hizo caso omiso y continuó con su salvaje ataque. Tomó una segunda vara y siguió impactando contra el cuerpo de Rousey.

(WWE.com)
(WWE.com)

Cuando parecía que se calmaba y se retiraba del escenario, Flair regresó con una silla de metal y nuevamente atacó a la ex UFC. Los oficiales intentaron detenerla, pero no lo lograron.

Flair pasó la cabeza de Rousey por entre los metales de la silla y comenzó a saltar sobre ella. Finalmente, se retiró furiosa del ring.

(WWE.com)
(WWE.com)

Por obvias razones, el combate terminó con la decisión de los jueces de descalificar a Flair por su conducta anti-reglamentaria. Así, el triunfo quedó en manos de Rousey.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: