Se aproxima un hecho determinante para el fútbol chileno: la celebración de las elecciones en la federación. El próximo 29 de noviembre los directivos de los clubes votarán a las autoridades de la ANFP que le pondrán fin al mandato de Arturo Salah. Los candidatos son tres: el oficialista Sebastián Moreno (actual secretario general), Jorge Uauy (presidente de Palestino) y Harold Mayne-Nicholls, quien dialogó en exclusiva con Infobae.

Mayne-Nicholls tomó la decisión de postularse a fines de septiembre tras cerciorarse del alto apoyo de la gente en la calle. Dejó una buena imagen durante el mandato que lo vio en el poder desde 2007 a 2011 y también cuenta con el apoyo de varios clubes (los 16 de primera división cuentan con un voto doble y los 10 de segunda simple).

Este acto eleccionario puede llegar a representar un punto de inflexión en la historia del fútbol trasandino, teniendo en cuenta todo el agua que corrió bajo el puente. La clasificación a dos Mundiales consecutivos (2010 y 2014) por primera vez en la historia, la conquista de sus dos títulos (Copa América 2015 y 2016) y la caída del ex presidente Sergio Jadue, involucrado en el escándalo por corrupción de la FIFA.

"Básicamente lo que tenemos que hacer es recuperar la imagen de nuestro fútbol, que está bastante deteriorada", dice el oriundo de Antofagasta. Y desarrolla los cuatro ejes de su proyecto general en los que basará su segundo mandato si resulta ganador: 1) Educación general y deportiva; 2) Uso de la tecnología, una herramienta importante para el desarrollo de la actividad; 3) Generación de nuevos recursos y apoyo a los clubes para que los consigan; y 4) Proyección del fútbol juvenil y femenino, selecciones nacionales y liga chilena.

Mayne-Nicholls, por entonces inspector de la FIFA, camina por el césped de la cancha del Manchester United en 2010 (AFP PHOTO/ANDREW YATES)
Mayne-Nicholls, por entonces inspector de la FIFA, camina por el césped de la cancha del Manchester United en 2010 (AFP PHOTO/ANDREW YATES)

El directivo de 57 años se mantuvo como asesor en su club de origen (Antofagasta) desde que dejó su cargo como presidente en la ANFP en 2011 y estuvo involucrado en otros emprendimientos personales. Siempre vinculado al mundo del deporte. Hasta 2012 fue hombre FIFA: su último cargo fue inspector en las candidaturas para las Copas Mundiales de 2018 y 2022.

"Yo me negué a firmar un documento en el que se negociaban los derechos de televisión de algunos torneos, sabía que era ilegal. No podría afirmar que había irregularidades pero moralmente no correspondía que lo hiciera", reveló. Además, aseguró que nunca le ofrecieron una suma de dinero a cambio de su rúbrica pero sí admitió que recibió muchas presiones por parte de la Conmebol por ella.

En ese entonces, Mayne-Nicholls presidía a la ANFP y pertenecía al directorio del ente que regula al fútbol sudamericano. "Me negué hasta el último día, cuando dejé mis cargos en la federación la Conmebol, vino el nuevo presidente, ejecutaron el contrato y ahora están todos en la cárcel", relató. El otro dirigente que salió ileso de este escándalo fue el uruguayo Sebastián Bauzá.

"Considero amigos a algunos dirigentes que están encarcelados o tienen libertad condicional por el FIFA Gate. Es una pena que se hayan visto involucrados, debieron haber evaluado un poco el tema. Es un tema vergonzante", opinó Harold, quien nunca fue llamado a declarar tras haber quedado excluido del acuerdo por los derechos de TV.

¿Cuál era su cercanía con Julio Humberto Grondona? "Tenía buena relación con él, desde el año 89 cuando empecé en esto y él ya era presidente de la AFA. Lamentablemente con el paso del tiempo se supieron cosas que en ese momento no se sabían y no dejan parada de la mejor manera a la dirigencia sudamericana y a Grondona. No tengo quejas contra él, conmigo siempre tuvo un comportamiento ejemplar. Lamento muchísimo todo lo que ha surgido después, ha sido realmente doloroso y más aún porque ahora no se puede defender", respondió sin tapujos.

El dirigente chileno pretende dar un salto de calidad a la actual conducción (AFP PHOTO / DOMINIQUE FAGET)
El dirigente chileno pretende dar un salto de calidad a la actual conducción (AFP PHOTO / DOMINIQUE FAGET)

Ahora en Argentina, Claudio Tapia (presidente de la AFA) lucha constantemente contra los prejuicios por estar identificado con Boca mientras lleva adelante su conducción. Al respecto, su par chileno expresó: "Yo soy socio del Antofagasta desde el año 73. Cuando fui presidente de la ANFP nunca nadie levantó la voz respecto a alguna suspicacia de este tipo. Nunca nadie dudó de mí, ni en forma privada ni pública". El dato saliente es que el equipo del que es hincha descendió durante su mandato y recién regresó a primera cuando se alejó de la federación.

A nivel futbolístico, describió a la última eliminatoria rumbo a Rusia 2018 como una "desgracia" y buscó los porqués de la trunca clasificación: "Se perdió por la planificación. Habiendo plantel y jugadores de alto nivel, nos faltó una conducción adecuada desde todo punto de vista. La derrota en Bolivia nos sacó de la Copa del Mundo".

Hoy al mando de la Roja está el colombiano Reinaldo Rueda, con quien todavía no tuvo contacto. Sin embargo, aseguró conocerlo y destacó su jerarquía: "No tengo ningún inconveniente en que siga, es un gran entrenador. Si gano la elección, nos sentaremos a conversar y veremos cómo sacar el mejor partido posible".

SU RELACIÓN CON BIELSA Y LA ANÉCDOTA QUE SIEMPRE RECUERDA

El entrenador argentino se hizo cargo de la selección chilena en las Eliminatorias camino a Sudáfrica 2010 y cortó una sequía de 12 años sin jugar una Copa del Mundo. "Lo trajimos para hacer un cambio estructural, algo que iba más allá del juego en sí. Queríamos mostrar que si las cosas se hacen de una buena manera, se podían lograr resultados", explicó el hombre que convenció al Loco para afrontar el desafío de darle un salto de calidad al fútbol de su país.

No tiene dudas: "Su trabajo, con el paso del tiempo se transformó en dos Copa América, la clasificación a los Mundiales y la victoria en partidos que no eran comunes para Chile. Se avanzó en muchos sentidos".

Mayne-Nicholls evita utilizar la palabra revolución a la hora de referirse al proceso de Bielsa, pero sí habla de evolución: "Lo conozco del 92 cuando vino a dirigir a Newell's contra la Universidad Católica en Copa Libertadores. No necesitaba que me lo recomendara nadie porque lo concía y siempre seguí su carrera".

Marcelo Bielsa durante un compromiso al mando de la selección chilena de fútbol
Marcelo Bielsa durante un compromiso al mando de la selección chilena de fútbol

Chile perdió 6-1 con Brasil en los cuartos de final de la Copa América 2007 disputada en Venezuela y allí se produjo el acercamiento con el estratega rosarino que había tenido su última experiencia en la selección argentina hacía tres años. "Lo llamé para ver si le interesaba y mostró su predisposición desde el primer momento", recordó.

"A cualquier presidente del mundo le gustaría trabajar con una persona como Marcelo. Es un apasionado de lo que hace, tiene grandes conocimientos y da la posibilidad permanente de intercambiar opiniones. El día a día con él es facilísimo porque tiene la virtud de ponerse de acuerdo en qué se podía hacer y qué no de entrada", agregó.

El candidato a presidente a la ANFP concluyó su diálogo con una anécdota que retrata a la perfección a Marcelo Alberto Bielsa: "Llegó a Chile en agosto, cuando más lluvia cae en Santiago. No llevaba más de una semana y hubo una torrencial. A la mañana siguiente amaneció despejado y me llamó muy temprano para que fuera a hablar con él al complejo Pinto Durán (donde se entrena la Roja). Me invitó a caminar por una de las canchas, que tenía una gran cantidad de agua. No hablamos de nada especial. De repente quedamos de frente mirando a la cordillera toda nevada y me interrumpió: '¿a usted le molestaría que yo viviera aquí?'. Me sorprendió. Le expliqué que allí iba a estar alejado de la zona céntrica, de los restaurantes, cines y teatros. Le iba a ser difícil. Entonces señaló la cordillera y dijo: 'si me perdiera esta belleza todos los días de mi vida, no me lo perdonaría'. Accedí y finalmente esa terminó siendo su casa".

MÁS SOBRE ESTE TEMA