Fueron minutos dramáticos los que se vivieron en la última parte del encuentro en el que la Selección de Túnez se impuso por 1-0 a la de Niger por las eliminatorias para la Copa Africana de Naciones cuando Boureima Katakore se desvaneció sobre el final del partido.

El defensor de 25 años, quien estaba lejos de la jugada, comenzó a revolcarse sobre el césped y la rápida atención del personal medico del conjunto rival acudió a su ayuda rápidamente.

Se jugaba el último minuto del partido cuando el futbolista del Safa Beirut SC se desplomó sobre un costado de la cancha. Cuando el árbitro se percató del accidente detuvo el juego y fue corriendo hacia la zona en la que se encontraba el jugador, al mismo tiempo que pedía una camilla.

Sin dudarlo, el médico de Túnez, Soulheil Chemli, ingresó al campo y atendió al defensor rival. Segundos más tarde ya estaban los especialistas de ambos equipos intentando reanimarlo hasta que finalmente consiguieron estabilizarlo.

La tensión era extrema, el jugador pudo reincorporarse, lo acostaron en la camilla y fue trasladado al hospital de inmediato para ser controlado.

El encuentro acabó tras su salida y Túnez consiguió la victoria en medio de las preocupaciones. Con el triunfo, el conjunto tunecino lidera el Grupo J de la clasificación por encima de la Selección de Egipto con 12 puntos en cuatro partidos jugados.

Niger, en cambio, se ubica último en el grupo con una unidad y tendrá una nueva oportunidad de sumar el próximo 18 de noviembre cuando se mida ante Suazilandia, tercero en la zona.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: INFOBAE DEPORTES