Es sabido que un puñado de segundos alcanza para definir un partido de baloncesto. Sin embargo, lo ocurrido entre el Fuenlabrada de España y el Brose Bamberg de Alemania por la primera fecha de la Basketball Champions League de Europa fue inaudito.

A falta de 48 segundos para el final del último cuarto correspondiente al primer encuentro del Grupo C de la tercera competición en importancia del continente, los visitantes se encontraban abajo en el marcador por 82-74, una amplia diferencia, pero no bajaron los brazos.

O'Leary, el número 4 de los españoles, achicó el margen con un triple desde la esquina derecha y le dio esperanzas a su equipo, que cortaba rápido con falta los avances de los germanos para frenar el reloj.

Pako Cruz consiguió penetrar la defensa y sumó dos puntos más a través de una bandeja y un punto extra por un tiro libre para dejar el marcador 83-80 a falta de 33 segundos. Mientras los dueños de casa sumaban de a uno por los libres convertidos, los jugadores del Fuenlabrada consiguieron un triple de Christian Eyenga y dos puntos de Marko Popovic (86-85).

Dos libres más extendieron la diferencia a favor de los locales 88-85. Cruz convirtió un punto para volver a dos tantos de distancia y erró su segundo libre. Afortunadamente, un rebote en un rival les dio la posesión con 2,2 segundos en el cronómetros y una diferencia de dos puntos.

El mexicano Cruz, quien fue elegida la figura del cotejo, recibió el balón y tiró de tres para darle la agónica victoria a su elenco, que anotó 15 puntos sobre en menos de un minuto.

De esta manera, el Fuenlabrada comenzó con el pie derecho su participación en la Copa y se sacó de encima un duro partido ante una de las potencias del básquet alemán.

Más sobre este tema: