La WTA respaldó a Serena Williams: denunció un doble estándar en el arbitraje de hombres y mujeres

La tenista estadounidense había denunciado "sexismo" en su contra durante las decisiones del árbitro portugués Carlos Ramos durante la final del US Open femenino
Serena Williams le grita al umpire Carlos Ramos durante la final del US Open (Danielle Parhizkaran-USA TODAY SPORTS)

La WTA denunció este domingo un doble estándar en el arbitraje en los partidos masculinos y femeninos luego de que Serena Williams fuera multada con 17.000 dólares por la Asociación de Tenis de los Estados Unidos por su polémico comportamiento en la derrota ante la japonesa Naomi Osaka en la final del US Open.

La WTA emitió este domingo un comunicado en el que consideraba que existía un doble estándar a la hora de arbitrar a hombres y mujeres, tras denunciar la estadounidense Serena Williams "sexismo" en las decisiones del árbitro portugués Carlos Ramos durante la final del US Open femenino.

Your browser doesn’t support HTML5 video

"Ayer también trajo a la primera plana la cuestión sobre si se aplican diferentes estándares entre hombres y mujeres a la hora de arbitrar partidos. La WTA cree que no debería haber diferencias en los estándares de tolerancia a la hora de que los hombres y las mujeres expresen sus emociones y estamos comprometidos en trabajar con el deporte para asegurar que todos los jugadores son tratados igual. No creemos que eso ocurriera la pasada noche", explicó el organismo en un comunicado.

(Danielle Parhizkaran-USA TODAY SPORTS)

"He visto a otros hombres decir otras cosas a los jueces de silla. Estoy aquí luchando por los derechos de la mujer, por la igualdad de la mujer. Siento que llamarlo 'ladrón' y ser penalizada con la pérdida de un juego por ello es una decisión sexista. Nunca le han quitado un juego a un hombre por llamarlo 'ladrón'", apuntó Serena ante los medios.

La norteamericana recibió una primera advertencia por recibir órdenes de su entrenador, una segunda por romper una raqueta y la tercera por dirigirse en esos términos al árbitro, que no recibió el tradicional trofeo que se les entrega a los jueces después de la final.

"No hago trampas para ganar, prefiero perder", le dijo ella cuando cedía 15-40 en el segundo juego del segundo set tras perder 2-6 en la primera manga.

"Pensamos que el problema del coaching debe ser abordado y permitido en el deporte. La WTA apoya las órdenes de los entrenadores en pista en sus normas (en algunos casos), pero se necesita una mayor revisión", agregó el director de la WTA.

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

Últimas noticias

Mas Noticias