El español Alejandro Arribas fue el protagonista de una de las acciones más impresionantes en la fecha número siete del fútbol de México. El jugador sufrió una espeluznante lesión en su codo izquierdo en el encuentro que su equipo, Pumas de la UNAM, empató 2-2 en condición de visitante ante América.

Faltaba solo un minuto para el final del partido, cuando el defensor saltó a pelear una pelota con un rival y, en la caída, apoyó mal su brazo y sufrió una escalofriante lesión en el codo.

Los gritos de dolor del jugador, que quedó inmóvil en el suelo, obligaron al árbitro y a los futbolistas a pedir rápidamente el ingreso de los médicos para atenderlo y sacarlo del campo de juego. En su lugar, ingresó Pablo Jáquez para disputar los últimos segundos.

Un día después, Arribas llevó tranquilidad a los fanáticos desde las redes sociales. El español subió una foto del comienzo de su tratamiento y publicó el siguiente mensaje: "Un día menos para volver. Gracias a todos por el apoyo, dentro de poco estaré de vuelta y con más ganas que nunca".

Arribas, de 29 años, ya había sufrido una lesión similar en el codo en la temporada pasada, tras una caída en un partido ante Cruz Azul.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: