Liga de Quito avanzó a los octavos de final de la Copa Sudamericana después de vencer 3-2 en el global al Vasco da Gama. La victoria 1-0 de los brasileños en Río de Janeiro no les alcanzó y por eso fueron los ecuatorianos los que se acreditaron la posibilidad de enfrentar al Deportivo Cali en la próxima instancia.

La curiosidad surgió después del encuentro, cuando el entrenador uruguayo Pablo Repetto acudió a la conferencia de prensa junto a Franklin Guerra, uno de sus dirigidos.

Después de estar varios segundos sentados ante los micrófonos y esperar por alguna pregunta, el técnico dijo con sorna: "Bueno, ¿nos vamos? ¿No hay nadie que pregunte?". El futbolista asintió: "Nos vamos…".

Pero el chiste se convirtió en algo concreto porque los cronistas brasileños seguían sin dirigirle la palabra hasta que lo invitaron a retirarse.

"Bueno, gracias. Me la hicieron fácil", se despidió Repetto tras su frustrada conferencia.

MÁS SOBRE ESTE TEMA