Stephen Curry hizo honor a su condición de Jugador Más Valioso (MVP, por sus siglas en inglés) de la NBA, y con 35 puntos recuperó la condición de líder de los Warriors de Golden State que vencieron por paliza de 126-85 a los Rockets de Houston en el tercer partido de las Finales de la Conferencia Oeste.

La victoria les permitió ponerse al frente de la serie con ventaja de 2-1 al mejor de siete y el cuarto partido se jugará el próximo martes en el mismo escenario, el Oracle Arena.

Stephen Curry aportó 35 puntos (Reuters)
Stephen Curry aportó 35 puntos (Reuters)

Además de Curry, que anotó cinco triples y estuvo perfecto en el tercer cuarto con 7 de 7 (18 tantos), el alero Kevin Durant logró 25 tantos, dominó seis balones bajo los aros y repartió seis asistencias como segundo máximo encestador.

"El equipo salió mentalizado de que necesitábamos ganar, jugar buena defensa y ayudar a Curry a que fuese eficaz en el ataque", declaró Durant. "En cuanto mostramos esa consistencia en el campo, todo empezó a estar a favor nuestro".

La serie está 2-1 en favor de Golden State Warriors (Reuters)
La serie está 2-1 en favor de Golden State Warriors (Reuters)

Mientras que el ala-pívot Draymond Green se impuso en el juego interior al conseguir un doble 10 puntos, 17 rebotes y seis asistencias, que permitieron a los Warriors llegar a 16 triunfos consecutivos en su campo en partidos de la fase final.

La racha es una nueva marca en la historia de la NBA al superar los 15 que lograron los Bulls de Chicago desde el 27 de abril de 1990 hasta el 21 de mayo de 1991.

Harden no pudo levantar a sus compañeros, y los Rockets cayeron derrotados (Reuters)
Harden no pudo levantar a sus compañeros, y los Rockets cayeron derrotados (Reuters)

Otros tres jugadores de los Warriors tuvieron números de dos dígitos, incluido el escolta Klay Thompson, que aportó 13 puntos, a pesar que solo anotó un triple.

El escolta James Harden con 20 puntos y nueve asistencias fue el líder de los Rockets, que nunca estuvieron metidos en el partido a partir de la recta final del primer cuarto después de que los Warriors ya se pusieron con parcial de 31-22.

"No hicimos buen baloncesto ni a nivel de grupo ni en el apartado individual, porque no jugamos defensa y nuestro ataque no estuvo eficaz", declaró Mike D'Antoni, entrenador de los Rockets. "Ellos hicieron un buen trabajo tanto en defensa como a la hora de atacar, además de contar con buenos minutos de sus reservas".

(Con información de EFE)

MÁS SOBRE ESTE TEMA: