La justicia serbia ordenó una detención de 30 días para el árbitro de primera división detenido el martes, sospechoso de haber favorecido a un equipo en lucha por una calificación europea, se supo este jueves.

Un tribunal de Novi Sad (norte) decidió esta medida para "impedir al árbitro influenciara a los testigos" en este asunto, declaró a la AFP Ivana Karapandzic, portavoz del Tribunal Superior de Novi Sad.

La portavoz no precisó detalles de la investigación.

Cuando el FC Spartak ganaba ya por 1-0, Srdjan Obradovic le concedió un penal imaginario, según la prensa serbia.

La insólita jugada se produjo a los 77 minutos y ayudó a que el local aumentara su ventaja a dos. El árbitro cobró un penal inexistente, pensando que el balón golpeó en la mano, sin embargo había rebotado en las piernas del defensor.

El árbitro cobró un penal inexistente
El árbitro cobró un penal inexistente

"Se sospecha que Obradovic abusó de su autoridad en el partido entre el Spartak Subotica y el Radnicki Nis para favorecer al equipo local contra sus rivales", aseguró el Miniesterio del Interior del país balcánico

El Spartak Subótica ganó por 2-0
El Spartak Subótica ganó por 2-0

Srdjan Obradovic "es sospechoso de haber sacado provecho de su posición para favorecer al equipo local entre el FC Spartak y el FK Radnicki en Subotica" (norte) el sábado, había anunciado la policía tras su detención.

El Spartak ganó por 2-0, lo que le sirvió para colocarse en la tercera plaza de la clasificación, con tres puntos de ventaja sobre su rival del día. Esa clasificación lo coloca en posición favorable para una clasificación para la Europa League.

(Con información de AFP)

 

MÁS SOBRE ESTE TEMA: