Horas después de la humillante derrota del Sevilla a manos del Barcelona por 5-0 en la final de la Copa del Rey, el mediocampista francés Steven N'Zonzi decidió salir de fiesta por las calles madrileñas y visitar la discoteca "Opium", con tanta mala fortuna que un usuario lo descubrió y viralizó unas fotos suyas en el lugar.

El sevillismo se hizo eco de las imágenes. Las críticas hacia el club y el jugador comenzaron a crecer en cantidad y, producto de las fuertes repercusiones, la institución compartió un video en sus redes sociales en el que apareció el futbolista pidiendo disculpas a la afición.

El internacional con la Selección de Francia aceptó publicamente su error: "Quiero pedir disculpas a la afición del Sevilla (…) Es difícil para todo el mundo, para nosotros también, no estamos contentos con lo que hicimos ayer. Hay que entender que para un jugador también es muy difícil mentalmente, jugamos cada tres días", se excusó.

"Yo por ejemplo vivo solo, siempre estoy solo en casa, voy al entrenamiento, vuelvo, descansar, la siesta, siempre en casa… Ayer estaba mi familia y mis amigos conmigo y he salido porque creo que lo más importante en la vida es la salud", aseguró Steven N'Zonzi en el video. 

"Prefiero que la gente diga sobre mí que ayer no he jugado bien a que ayer he salido, hay que entender que tenemos una vida, es difícil estar muy concentrados y pensar sólo en el fútbol".

Finalmente, el jugador aceptó su error y pidió disculpas a la afición afirmando que seguirá trabajando y peleando como intentó hacerlo siempre dentro del campo.

El Sevilla no supo aguantar la buena performance que realizó en el primer semestre. A cinco fechas del final, el equipo de Vincenzo Montella se ubica en el octavo lugar, perdió en cuartos de final contra el Bayern Múnich por la Champions League y fue humillado por el Barcelona en la final de la Copa del Rey.

 

MÁS SOBRE ESTE TEMA: