El Masters 1000 de Miami acaba de iniciarse, pero ya contó con su primer escándalo. El ruso Daniil Medvedev y el griego Stefanos Tsitsipas casi se toman a golpes de puño, de no ser por la rápida reacción del juez de silla.

Al término del partido, por la primera ronda del Miami Open, Medvedev acusó a Tsitsipas de llamarlo "ruso de mierda". Fue apenas segundos después de brindarse un frío saludo frente a la red.

"Me dijo 'ruso de mierda'. ¿Crees que eso es normal?", reclamó con vehemencia Medvedev al umpire, quien rápidamente bajó de su silla para frenarlo.

El ruso desafió al griego a que lo mirara a los ojos, pero Tsitsipas nunca levantó su cabeza, continuó guardando sus elementos en el bolso y abandonó el estadio.

"Es mejor que te calles. Pides baño de emergencia y demoras 5 minutos. Haces let y no pides perdón. Eres un chiquito que no sabe pelear", alcanzó a decir Daniil Medvedev, quien nunca apartó la mirada de su adversario y estaba predispuesto a todo.

Pese a que el umpire intentó calmarlo, Daniil continuó: "Si él no me dice nada, yo tampoco. No tengo problemas con él. Yo no comencé, pero si quiere pelear, lo haremos".

El partido terminó con triunfo de Medvedev, 52° en el ranking de la ATP, ante Tsitsipas (70°) por 2-6, 6-4 y 6-2.

MÁS SOBRE ESTE TEMA