La primer señal de alerta la envió el mismísimo Gregg Popovich, entrenador de los Spurs. "Me sorprendería si Kawhi Leonard regresara esta temporada", comentó ayer, y el panorama se corporiza minuto a minuto en la franquicia en la que se destaca Emanuel Ginóbili: la chance de que el equipo no cuente con su figura en lo que resta de la 2017/2018 es concreta. Y los problemas en su recuperación pueden generar su partida.

Leonard, alero, de 26 años, padece una tendinopatía en el cuádriceps derecho, que lo relegó durante los primeros 27 partidos de la competencia. Luego disputó nueve, pero a partir del 13 de enero volvió a entrar en pausa, dado que las molestias musculares no cesaron.

Leonard, en la temporada pasada. (Foto: Ronald Martinez/Getty Images)
Leonard, en la temporada pasada. (Foto: Ronald Martinez/Getty Images)

En la actualidad los Spurs le dieron el alta médica y trasladaron la presión a Leonard: es el basquetbolista el que debe decidir el momento en el que se sienta apto para volver y, al mismo tiempo, convivir con el dolor.

Pero las versiones en Texas indican que el alero no estaría conforme con el tratamiento médico que recibió desde que padece la lesión. Las idas y vueltas dañaron el vínculo entre el equipo y su figura, que estaría analizando buscar una salida.

Por su lesión, Manu sumó más minutos de los que preveía (Getty Images/AFP)
Por su lesión, Manu sumó más minutos de los que preveía (Getty Images/AFP)

"Si por casualidad está para jugar, va a ser bastante tarde en la temporada, y va a ser una decisión bastante difícil. Así que es por eso que estoy tratando de ser honesto y lógico", argumentó Pop su especulación respecto de dar prácticamente por perdido a su carta anotadora estelar.

"Si puede volver a jugar, genial. Será muy bienvenido. Y si no lo tenemos, debemos presentar batalla con lo que tenemos. De todos modos somos optimistas respecto de nuestras chances", motivó Ginóbili.

¿Se quedarán Manu y los Spurs sin su principal estrella?

LEA MÁS: