River Plate de Uruguay e Independiene del Valle de Ecuador jugaron por el pase a la final de la Copa Libertadores Sub 20.

En el estadio Centenario, fue triunfo del conjunto ecuatoriano por 3 a 2 y el pasaje a la definición del certamen.

El resultado terminó siendo anécdotico, por el bochorno que ocurrió al cierre del encuentro. Apenas el árbitro pitó el final, se desató una gresca entre los dos planteles.

Al parecer, Preciado se burló de sus rivales y todos los jugadores uruguayos lo fueron a buscar. Casi acorralado, el ecuatoriano se defendió con el banderín de córner como lanza.