Una acción antideportiva lo dejó afuera de la competencia e hizo justicia por mano propia

Durante una competencia en Indonesia, dos pilotos protagonizaron un escándalo y ahora deberán atenerse a las consecuencias. "Propongo que el conductor que arrojó el saco sea sentenciado a cadena perpetua", sostuvo un dirigente del motociclismo malayo

Your browser doesn’t support HTML5 video

La Bondowoso Road Race 2017 fue escenario de uno de los episodios más violentos, antideportivos y hasta ridículos del año, en el ámbito del motociclismo. La popular carrera disputada en un circuito callejero de Malasia suele reunir a cientos de aficionados, que en esta ocasión se llevaron una sorpresa.

Dos pilotos venían luchando en la recta prinicpal por ganar la posición cuando uno de ellos realizó una maniobra antideportiva e hizo chocar a su rival contra las vallas que separaban al público.

Enojado por lo sucedido, el conductor que cayó al suelo aguardó sobre la pista a que su agresor volviera a pasar por allí. Mientras tanto, se preparó, tomó una bolsa de arena que delimitaba el trazado.

Cuando el piloto volvió a pasar por allí, el agredido, que había quedado afuera de la competencia, le arrojó el saco y lo hizo caer de la motocicleta. Luego lo corrió varios metros para intentar golpearlo.

"Propongo que el conductor que arroje el saco sea sentenciado a cadena perpetua, ya no compite", sostuvo enojado Medya Saputra, jefe de Motor Racing del Centro de Ikatan Motor Indonesia (IMI). Todavía se aguarda la sanción.

LEA MÁS:

Últimas noticias

Mas Noticias