(Photo by Xavier Laine/Getty Images)
(Photo by Xavier Laine/Getty Images)

El presidente y dueño del AS MónacoDimitri Rybolovlev, fue imputado por la Justicia del Principado por invasión de la intimidad a una secretaria. El magnate ruso fue denunciado por su ex colaboradora, la búlgara Tania Rappo, que lo acusa de haber sido filmada sin su consentimiento en una operación para chantajear al comerciante suizo de obras de arte, Yves Bouvier.

El propietario del club que milita en la Ligue 1 es un gran coleccionista de arte, entre sus adquisiciones posee la obra de Leonardo Da Vinci, "Salvatore Mundi". Por lo que se habría contactado con el suizo por este negocio pero luego lo culpó de haber sido estafado.

(Photo by Jean Catuffe/Getty Images)
(Photo by Jean Catuffe/Getty Images)

Rappo fue quien presentó a Rybolovlev con Bouvier y este último además realizó una denuncia sobre el ruso por haber tratado de influir en el ámbito político de Mónaco en el litigio judicial entre ellos.

"Voy a ser imputado como cómplice en este caso, aunque yo niego los hechos", expresó en un comunicado el millonario,  en el que también declaró su voluntad para colaborar con la justicia del principado.

(Photo by Jean Catuffe/Getty Images)
(Photo by Jean Catuffe/Getty Images)

El ruso es una de las 200 personas más ricas del mundo. Luego de vivir toda su vida en su país, decidió mudarse a Chipre, donde compró un banco,  y luego se estableció en Suiza.

Entre sus propiedades, Rybolovlev cuenta con la isla griega de Skorpios, uno de los departamentos más caro de Nueva York (valuado en 88 millones de dólares) sobre la avenida Central Park West. También cuenta con dos aviones trasatlánticos, un yate y una mansión en Florida, que perteneció a Donald Trump.

LEA MÁS