Los Golden State Warriors no tardaron en responderle al presidente de Estados Unidos, Donald Trump, quien a través de Twitter, confirmó que le había retirado la invitación a la Casa Blanca a la estrella de la NBA Stephen Curry.

Un comunicado en redes sociales de los campeones de la NBA informó que Trump había "dejado en claro" que el equipo no sería invitado a la Casa Blanca de acuerdo a lo que dicta la tradición con respecto a los dueños del anillo de cada temporada.

Sin embargo, la organización aseguró que el equipo haría su propio viaje a la capital estadounidense en una visita en la que se dedicarán a "celebrar la igualdad, la diversidad y la inclusión".

"Aunque teníamos la intención de reunirnos como equipo, en la primera oportunidad que tuvimos esta mañana para discutir de manera colaborativa una posible visita a la Casa Blanca, aceptamos que el Presidente Trump ha dejado claro que no estamos invitados", se pudo leer en la declaración de los Warriors.

"Creemos que no hay nada más americano que nuestros ciudadanos tengan el derecho de expresarse libremente en asuntos importantes para ellos", opinaron.

"Estamos decepcionados de no tener la oportunidad, durante este proceso, de compartir nuestras opiniones o tener un diálogo abierto sobre los asuntos que afectan a nuestras comunidades".

(AP)
(AP)

La declaración agregó: "En lugar de una visita a la Casa Blanca, hemos decidido usar nuestro viaje a la capital de la nación en febrero para celebrar la igualdad, la diversidad y la inclusión – los valores que abrazamos como organización".

Por otro lado, LeBron James, figura indiscutible de la NBA y de Cleveland Cavaliers, equipo que disputó la final contra los Warriors, apoyó a Stephen Curry: "Ir a la Casa Blanca era un gran honor, hasta que apareciste tú", escribió en su cuenta de Twitter apuntándole a Trump.

La declaración de Warriors se produjo después de que el presidente de Estados Unidos escribió  en Twitter que se retiró una invitación a los Warriors y al jugador estrella Stephen Curry.

LEA MÁS: