El Barcelona está intratable. Con el triunfo por 3 a 0 sobre el Girona, el conjunto dirigido por Ernesto Valverde acumula seis éxitos sobre la misma cantidad de duelos disputados en la Liga.

Sin la posibilidad de deleitarse con un tanto de Lionel Messi –máximo artillero del torneo–, el que se llevó los aplausos por parte de sus compañeros y de la afición fue Aleix Vidal. El español convirtió el segundo gol para el Blaugrana mediante una exquisita definición de taco.

(Getty)
(Getty)

El futbolista de 28 años recibió un pase de Luis Suárez e ingresó a máxima velocidad por el lado derecho del área. Al llegar a la línea de fondo tocó la pelota con su talón derecho con intención de dársela al delantero uruguayo. Sin embargo, éste esquivó el balón que, mediante la ayuda del arquero rival, terminó en el fondo de la red.

Aday, en contra, y el Pistolero completaron el marcador para sellar la contundente victoria sobre el equipo albirrojo. De esta manera, el Barça suma 18 puntos y lidera en soledad la cima de la tabla de posiciones.

LEA MÁS