El portero francés Geoffrey Jourdren fue el protagonista de un insólito episodio en el encuentro entre el Stade Brestois y el AS Nancy por la Ligue 2 francesa. Tras ser expulsado, los fanáticos del equipo rival se burlaron y reaccionó de la peor manera.

El experimentado futbolista de 31 años pateó un balón con dirección a un grupo de ultras, sin imaginar que los seguidores del Brestois iban a responder. De repente, uno a uno saltaron al campo para vengarse de la acción del guardameta.

Se disputaban los últimos minutos del encuentro cuando una doble amarilla dejó al AS Nancy con 10 jugadores. En desacuerdo con la decisión del árbitro, Jourdren tomó un balón y le apuntó al grupo de fanáticos que se burlaba de él.

Fue en ese momento cuando los seguidores del Brest comenzaron a invadir el campo para increpar al portero rival. De no ser por el personal de seguridad, y algunos compañeros de equipo, la situación hubiera pasado a mayores.

El encuentro culminó con la victoria del equipo local por 2-1 y los ultras agredidos no se quedaron callados. Al término del partido se dirigieron hasta el portón por donde salió el autobús del Nancy y le dedicaron una canción en su contra.

Con el triunfo, el Brest escaló al puesto 11 de la Ligue 2 y está a cinco puntos del líder, el Le Havre. Por su parte, el Nancy se ubicó en el escalón 16 de la tabla, con tres puntos en cinco partidos.

 

LEA MÁS: