La academia juvenil del Barcelona, más conocida como La Masía, no para de generar grandes talentos. En este caso, Gerard Hernández, quien es capitán del equipo Sub-12 azulgrana, demostró su calidad en un partido decisivo.

El pequeño de 12 años convirtió un fantástico gol desde mitad de cancha y sentenció el marcador por 3-1 en la final de la Liga Promises ante el Villareal.

El joven capitán del Barcelona es una de las promesas que está formando el club para el futuro. Además de ser el autor del primer gol del partido, el mediocampista demostró su calidad al conectar un fuerte disparo que recorrió varios metros antes de terminar en el fondo de la red.

El futbolista tomó revancha del gol del descuento que había marcado el "Submarino amarillo" y, apenas sacaron del medio, disparó sin pensarlo y volvió a estirar la ventaja de dos que tenían sobre su rival. La reacción de sus compañeros también es de destacar ya que todos, hasta el arquero, fueron a felicitarlo.

La cuenta oficial del club se enorgulleció de su pequeño jugador y publicó aquella obra de arte en su cuenta de Facebook y alcanzó casi 110 mil reacciones, además de ser compartida miles de veces.

 

LEA MÁS: