El circuito de Silverstone, en Inglaterra, fue testigo del brutal accidente que protagonizaron los pilotos Pol Espargaró (Yamaha Tech3) y Loris Baz (Ducati Avintia) apenas iniciada la carrera del Gran Premio del Moto GP, antes de terminar la primera vuelta.

Las autoridades mostraron la bandera roja y la competencia se detuvo inmediatamente. Se reanudó minutos más tarde luego de que ambos competidores fueran retirados conscientes y en camilla de la pista. 

Después de tocarse en una de las primeras curvas, el piloto francés fue el que se llevó la peor parte, ya que su moto dio muchas vueltas a lo largo de varios metros. Tras el grave susto, fue atendido en el centro de salud del circuito británico.

Afortunadamente, ningún competidor salió herido de gravedad y la carrera terminó por reanudarse en el frío y húmedo pavimento de Gran Bretaña. El español Maverick Viñales (de Suzuki) logró ganar en MotoGP por primera vez.

LEA MÁS: