Las piezas incluyen pinturas, platería, esculturas, retablos de templos e instrumentos musicales de los siglos XVII, XVIII y XX y fueron recuperadas por la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen de la Policía Boliviana y el Ministerio Público de Bolivia
Las piezas incluyen pinturas, platería, esculturas, retablos de templos e instrumentos musicales de los siglos XVII, XVIII y XX y fueron recuperadas por la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen de la Policía Boliviana y el Ministerio Público de Bolivia

La ministra de Culturas de Bolivia, Wilma Alanoca, explicó a los medios que quienes habían acumulado estas obras en un departamento de Santa Cruz, que se dieron a la fuga, posiblemente pretendían venderlas en el extranjero.

“El rescate fue posible gracias a una denuncia anónima que informó que un coleccionista tenía en su poder las piezas”, relató.

Las obras fueron incautadas tras una orden de allanamiento al domicilio, después de un proceso que duró unos dos meses en cumplimiento de la Ley de Patrimonio Cultural y el Código Penal de Bolivia.

Las piezas se presume que proceden de templos alejados de grandes núcleos de población, como capillas rurales del occidente del país con escasos elementos de seguridad para evitar su robo, y se expondrán durante noventa días en la Dirección de Patrimonio Cultural en La Paz para que sus dueños puedan reclamarlas.

Pasado el plazo, el ministerio las destinará a museos, explicó Alanoca.

Por su parte, la responsable de la Unidad de Bienes Inmateriales de este departamento, Carmen Loza, detalló que la obra más antigua es del siglo XVII, una pintura de la "Rendición de Granada", y destacó en su conjunto se trata de arte de valor incalculable.

Una buena parte de lo incautado son esculturas de santos, que en su mayoría representan al apóstol Santiago, además de otras como espejos con vistosos marcos, pinturas de gran tamaño y cofres de platería.

Con información de EFE

MÁS SOBRE ESTE TEMA: