Los autores que recaudaron millonadas gracias a su obra son pocos, pero los hay
Los autores que recaudaron millonadas gracias a su obra son pocos, pero los hay

De todas las formas de arte, la literaria es la peor remunerada. No gana en términos de igualdad un pintor o un músico que un escritor. Más allá de la dialéctica de poner precio al arte y su imposibilidad ética, lo cierto es que las letras no son la mejor opción a la hora de proyectarse, si no millonario, al menos vivir de ellas. Pero por supuesto que muchos lo logran y se adivina entonces un esfuerzo mucho más destacado. Hete aquí un informe sobre ellos.

James Patterson o “Mr. Best Seller”
James Patterson o “Mr. Best Seller”

El ex mandatario de los Estados Unidos Bill Clinton se despacha con una primera novela. El presidente ha desaparecido (Planeta, 2018) es un thriller que ha escrito junto a James Patterson quien resulta el escritor con un récord: ha vendido más de 350 millones de libros en todo el mundo y ostenta un Guinness como autor con mayor número de best sellers.

Es tal la expectativa de la edición que más de treinta países pujaron con larguísimos ceros por los derechos. Sin antecedentes editoriales, nos enfrentamos a un hecho único: se unieron los más grandes grupos para lograr EL bestseller internacional. Huelga decir que la cuenta bancaria de Patterson –que se calcula en unos cien millones de dólares– aumentará en forma sideral. También la de Clinton, pero aún no podemos definirlo como escritor.

Elisabeth Badinter
Elisabeth Badinter

Así las cosas, Patterson es recién el tercero en una lista de escritores millonarios ya que J.K. Rowling lo precede aunque después de Elisabeth Badinter. La francesa Badinter es una filósofa feminista que se dedica a la posición de las mujeres inmigrantes. Polémica, en sus casi treinta libros publicados, se ha ocupado a analizar el feminismo a criticar el papel de víctima de la mujer. Se estima que su fortuna llega a los -atención- mil millones de dólares.

La historia de la Rowling siempre parecerá un acto de justicia frente a los ojos del hombre ecuánime: tras el fallido matrimonio con un portugués, la "madre" de Harry Potter se instala con su pequeña hija en casa de su hermana en Escocia. Sin poder soportar las infidelidades y el alcoholismo de su esposo, deja Portugal y una vez en tierra británica comienza el periplo jurídico para divorciarse y conseguir una orden de alejamiento del hombre violento.

JK Rowling
JK Rowling

Desempleada y con una beba de apenas un año, sobrevivía apenas con un subsidio estatal. A los tres años, coincidentemente logra la separación por un lado, y la entrega de un manuscrito en el que había trabajado en esos tiempos. Doce editoriales rechazaron la idea de Harry Potter hasta que un año después la pequeña editora inglesa Bloomsbury la aceptara y le adelantara un cheque de 1.500 libras.

Lo cierto es que el libro le había gustado a la pequeña hija del editor de apenas ocho años y así, esta mini heroína disparó a Joanne Rowling a la fama, al pequeño mago a ser protagonista de siete novelas además de los ocho libros complementarios a la saga Potter. Se cree que la autora ha ganado mil millones de dólares por los 500 millones de ejemplares vendidos. ¿Cómo no creer en la magia, verdad?

Hay que tener en cuenta que el dinero no es en función exclusiva de ventas sino que refieren a contratos millonarios que las editoriales se pelean aumentando su oferta para tener al escritor más exitoso, además de regalías por material de publicidad, guiones para cine, teatro y TV, además de publicidades y apariciones en festivales y eventos literarios.

La saga “Harry Potter”, una de las más exitosas de los últimos tiempos
La saga “Harry Potter”, una de las más exitosas de los últimos tiempos

Pensemos por un momento cómo hubiera sido la vida de los realistas rusos, o las Brontë, Jane Austen de haber tenido el éxito y la compensación en términos estrictamente financieros. O cómo podría haber terminado sus días Oscar Wilde, nadando en los lujos que tanto apreciaba en lugar de esa miseria que lo consumió.

A pesar de haber sido el maestro del horror, H.P. Lovecraft publicó en vida solo en revistas, vivió muy frugalmente toda su existencia y se sabe prefería comprar estampillas para enviar sus manuscritos en lugar de comida. Poe bebía más de lo que ganaba o Melville, que pudo saborear el éxito editorial de su Moby Dick, no llegó a ver nada de dinero.

Stephen King (AP)
Stephen King (AP)

También estuvieron los que de una vida paupérrima pasaron a vivir holgadamente gracias a los ingresos que le produjeron sus escritos: Charles Dickens y George Orwell, por ejemplo, o como Stephen King también. Hoy es King uno de los escritores más ricos del planeta (en su hazaña lo siguen su esposa y hasta su hijo, todos con libros publicados) con sus 450 millones de dólares en el banco gracias a títulos como El Resplandor, Misery y La Cosa. Atrás quedaron los días de su pobre juventud donde contaba las monedas para viajar.

El abogado penalista vuelto escritor John Grisham ha vendido más 300 millones de copias gracias a libros como El Informe Pelícano y sus novelas de corte policial que mucho tendrán de los casos que habrá seguido como profesional. A la autora romántica Danielle Steel la han leído más de 650 millones de personas lo cual desprende una inclinación al amor rosa y la necesidad de la ilusión eterna.

John Grisham, George R.R. Martin y Salman Rushdie
John Grisham, George R.R. Martin y Salman Rushdie

Por supuesto que el erotismo gana. E.L. James ganó 40 millones de dólares con su serie de 50 sombras, esta trilogía bondage y fanfiction hizo que la autora inglesa sea reconocida como una de las artistas más influyentes de esta época. Entendemos así que el apoyo audiovisual mucho tiene que ver en la industria editorial, como es también el caso de George R.R. Martin y su Juego de Tronos, quien suma -y seguirá sumando- hasta el momento unos 15 millones de dólares con sus libros y producciones.

Otra exitosa autora ha sido Anne Rice gracias a los vampiros en sus novelas -y en el cine-. La escritora norteamericana que dio vida a Entrevista con el Vampiro y La Reina de los Condenados acumula unos 50 millones de dólares gracias a su éxito.

Danielle Steel, E L James y Anne Rice.
Danielle Steel, E L James y Anne Rice.

Salman Rushdie tuvo que sufrir la persecución de la sharía tras la publicación de Los Versos Satánicos en 1988 sufriendo las consecuencias hasta hoy día pero como bien reza el saber popular "ninguna publicidad es mala", ha vendido miles y miles de ejemplares en todo el mundo y tiene hoy con casi 20 millones de dólares. Además, Rushdie cuenta con la admiración y el apoyo de grandes intelectuales.

David Cronenberg será más conocido por su labor de director de cine pero es primero guionista y autor de la novela Consumidos(Anagrama, 2014), entre otros títulos, donde se cuenta la historia de dos periodistas sin escrúpulos que son claramente personajes de cualquiera de sus películas, un film que se lee en las páginas de un libro. También araña los 15 millones de dólares.

Easton Ellis, Dawkins y Cronenberg
Easton Ellis, Dawkins y Cronenberg

Mientras el polémico Richard Dawkins, biólogo evolutivo, ateo, hombre de ciencias, anticristiano amasa una fortuna de 10 millones de dólares. En menor medida pero sin dejar de ser espectacular, el brillante Bret Easton Ellis, la cabeza tras Menos que Cero y American Psycho llegó a los 400.000 dólares gracias a la venta de sus libros y las producciones cinematográficas.

Por igual, la industria editorial apuesta por seguros réditos sin importar la calidad literaria pero garantizándose ventas y así una entrada financiera que no solo la mantenga sino que dé beneficios y así, quizá y solo quizá, arriesgar también por nuevos autores y verdadera nobleza narrativa.

SIGA LEYENDO