El director del Festival, Dieter Kosslick, se comprometió a que sea un espacio para debatir la problemática de género (AFP)
El director del Festival, Dieter Kosslick, se comprometió a que sea un espacio para debatir la problemática de género (AFP)

Después del escándalo en torno a Harvey Weinstein, el festival de cine de Berlín pondrá este mes el foco en el acoso sexual y la discriminación en la industria del cine, indicó el martes su director.

"La resonancia internacional del #MeToo evidenció rápidamente que el problema no está limitado a Hollywood", dijo Dieter Kosslick, al presentar la programación del certamen, que se celebrará entre el 15 y el 25 de febrero.

Decenas de estrellas como Ashley Judd, Gwyneth Paltrow, Kate Beckinsale y Salma Hayek acusaron a Weinstein, todopoderoso productor de Hollywood, de diferentes agresiones, desde acoso sexual a violación, desatando una verdadera 'rebelión' en el mundo del espectáculo estadounidense.

La ola de denuncias suscitó la campaña del #MeToo (A mi también) en las redes sociales, por la que muchas mujeres afirmaron haber sido a su vez víctimas de acoso o violencia sexual.

(Reuters)
(Reuters)

La Berlinale abrirá un "debate" sobre esta problemática, que incluirá mesas redondas sobre, por ejemplo, cómo luchar contra las conductas sexuales inapropiadas en la industria del entretenimiento y cómo aumentar la financiación de las películas producidas por mujeres, dijo Kosslick.

"La Berlinale es un foro donde se pueden poner los problemas sobre la mesa", indicó el director del festival, confiando en que los eventos programados "contribuyan a un cambio concreto".

Kosslick explicó luego a periodistas extranjeros que este año había descalificado a "menos de cinco" películas porque su director, guionista o protagonista es en estos momentos objeto de acusaciones creíbles de acoso sexual. Declinó precisar de cuáles se trataban.

De las 19 películas en competición para el Oso de Oro, cuatro están dirigidas por mujeres: "No es mucho, pero algo es algo", dijo.

Además, Kosslick elogió el "valor" de las primeras mujeres que denunciaron los abusos de Weinstein, persona con la que dijo haber tenido "dificultades" pero de la que nunca llegó a imaginar lo que se ha revelado ahora.

(AP)
(AP)

Además, figuran dos películas latinoamericanas: la mexicana "Museo", de Alonso Ruizpalacios y protagonizada por Gael García Bernal y "Las herederas", opera prima del paraguayo Marcelo Martinessi.

Dentro de la sección Berlinale Special, fuera de concurso, se proyectará "7 Days in Entebbe", del brasileño José Padilha, Oso de Oro en 2008 con "Tropa de Elite"; así como el documental argentino "Viaje a los Pueblos Fumigados", de Fernando E. Solanas.

La española Isabel Coixet, rostro habitual de la Berlinale y encargada de abrir el festival en 2015 con "Nadie quiere la noche", estará presente con "La librería".

El cine brasileño, por su parte, contará con gran peso en la sección Panorama, la segunda en importancia del festival.

En ella se proyectarán los documentales "Ex-Pajé", de Luiz Bolognesi, y "Bixa Travesty", de Claudia Priscilla y Kiko Goifman, así como "O processo", de María Ramos; "Tinta Bruta", de Marcio Reolon y Filipe Matzembacher, y la coproducción con participación brasileña "Central Airport THF", de Karim Aïnouz.

Desde Argentina llega el primer largometraje de Sebastián Schjaer, "La omisión", así como "Malambo, el hombre bueno", de Santiago Loza, y "Marilyn", de Martín Rodríguez Redondo, coproducida con Chile.

Completa la participación latinoamericana en esta sección "Land", de Babak Jalali, una coproducción en la que participa México.

Con información de AFP y EFE

LEA MÁS: