Una explosión en el suroccidente de Bogotá encendió alertas, pero se trató de pólvora