La UBPD entrega el cuerpo de Natalia Andrea Cartagena Gutiérrez, desaparecida en la Comuna 13 en octubre de 2001

Natalia tenía 16 años cuando fue reclutada por un grupo armado al margen de la ley. Su cuerpo fue recuperado por el equipo forense de la Unidad de Búsqueda de Personas dadas por Desaparecidas en octubre de 2021

En 2018, gracias al trabajo conjunto de la Corporación Jurídica Libertad con la Fundación Santa Laura Montoya y el Colectivo ‘Mujeres Caminando por la Verdad’, la UBPD recibió una solicitud de búsqueda colectiva que incluía detalles relacionados con la desaparición de Natalia Andrea y la posible ubicación de su cuerpo.
En 2018, gracias al trabajo conjunto de la Corporación Jurídica Libertad con la Fundación Santa Laura Montoya y el Colectivo ‘Mujeres Caminando por la Verdad’, la UBPD recibió una solicitud de búsqueda colectiva que incluía detalles relacionados con la desaparición de Natalia Andrea y la posible ubicación de su cuerpo.

Hoy sábado 2 de julio, la Unidad de Búsqueda de Personas dadas por Desaparecidas (UBPD) entregó dignamente el cuerpo de Natalia Andrea Cartagena, recuperado en octubre de 2021 en la intervención al cementerio del municipio de Santo Domingo, Antioquia. Arnobia del Socorro Gutiérrez recibió el cuerpo de su hija y por fin le pudo dar santa sepultura.

Natalia Andrea tenía 16 años cuando fue reclutada ilegalmente en la Comuna 13 de Medellín por un grupo armado. La ceremonia de entrega digna estuvo acompañada por el Colectivo Mujeres Caminando por la Verdad y la Corporación Jurídica Libertad.

La directora de la Unidad de Búsqueda, Luz Marina Monzón Cifuentes, aseguró que:

“La búsqueda de la señora Arnobia representa un ejemplo de resistencia y valor al superar enormes obstáculos. Su persistencia por dignificar a su hija y reafirmar su dignidad, es digna de reconocimiento y nos llama a hacer consciencia sobre la atrocidad del reclutamiento de menores por los actores armados y el sufrimiento que produce en sus familias y comunidades”.

Le puede interesar: Unidad de Búsqueda de Personas dadas por Desaparecidas también recibió el informe final de la Comisión de la Verdad

Por su parte, María Auxilio Arenas, Vocera del Colectivo Mujeres Caminando por la Verdad, indicó que “la entrega del cuerpo de Natalia Andrea es un logro a nuestra lucha de 20 años y nos genera más resistencia para seguir con la búsqueda de nuestros desaparecidos, porque vemos que, aunque lentos, se están dando resultados con la Unidad de Búsqueda.

La búsqueda de la señora Arnobia comenzó el 13 de octubre de 2001 cuando al regresar a su casa uno de sus hijos le dijo que un grupo de hombres había ido a buscar a Natalia y después de hablar unos minutos, se la llevaron desconociendo desde ese entonces su paradero.

Días después, Arnobia se enteró que al igual que Natalia, otros 24 adolescentes fueron reclutados el mismo día en el barrio Belencito Corazón, en la Comuna 13 de Medellín, donde residían. La menor falleció en julio de 2002 en el contexto del conflicto armado y su cuerpo fue dispuesto en el Cementerio Municipal de Santo Domingo como N.N.

En 2018, gracias al trabajo conjunto de la Corporación Jurídica Libertad con la Fundación Santa Laura Montoya y el Colectivo ‘Mujeres Caminando por la Verdad’, la UBPD recibió una solicitud de búsqueda colectiva que incluía detalles relacionados con la desaparición de Natalia Andrea y la posible ubicación de su cuerpo.

Adriana Arboleda, coordinadora del área de víctimas de la Corporación Jurídica Libertad, indicó que:

“Desde hace 19 años la Corporación Jurídica viene documentando este proceso, acompañada de la Fundación Santa Laura Montoya, sin encontrar respuesta. Por eso, este trabajo demuestra que si hay voluntad institucional y si las entidades ponen su esfuerzo, vamos a lograr darle respuesta a las madres que siguen buscando a sus seres queridos”.

Uno de los momentos más emotivos de la ceremonia fue cuando Arnobia del Socorro Gutiérrez relató el momento en el que vio el cuerpo de su hija. “Cuando sacaron el cuerpo vi el escapulario que tenía en la pierna y me dije: ‘Esa sí es mi hija, ella nunca se lo quitaba del tobillo’. Al verle el pelo, estaba intacto; era mono. Y cuando vi los dientes, sentí que era ella, porque tenía una dentadura muy hermosa”.

El Plan Regional de Búsqueda identificó un universo inicial de 4.407 personas desaparecidas por razones del conflicto en los municipios de Barbosa, Girardota, Copacabana, Bello, Medellín, Envigado, Itagüí, Sabaneta, La Estrella y Caldas. Los años de 2002 y 2010 registran el pico más alto de reportes, especialmente en los municipios de Itagüí y Medellín, con 641 y 604 casos respectivamente. El 85% de los desaparecidos son hombres (3.722) y el 14% mujeres (622).

Antioquia es el departamento donde existe el más alto reporte de personas desaparecidas por hechos en razón del conflicto armado. De los 23.694 registros, el 19% corresponden a hechos ocurridos en la zona del Valle de Aburrá, donde el conflicto armado se prolongó por más de 50 años. El 86,51% de las personas desaparecidas en ese departamento son hombres, con edades promedio entre 15 y 29 años. La década de 1996 a 2006 fue la de mayor número de desapariciones.

SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR