Corraleja improvisada y enfrentamientos con el Esmad dejan dos heridos y dos capturados en Cartagena

Esta actividad taurina había sido prohibida por las autoridades locales luego de lo ocurrido en El Espinal, en el Tolima. La comunidad, seguidora de este tipo de actividades, se opuso desde el primer momento a acatar la orden

Imagen de archivo.
Imagen de archivo.

Desde lo ocurrido en Espinal, Tolima, las autoridades han tenido sus ojos sobre las corralejas, y, sin embargo, hay quienes desafían la ley. El pasado sábado 2 de julio, en el corregimiento de Bayunca, en el norte de Cartagena, sin tener permiso, algunos ciudadanos realizaron una corraleja improvisada que puso en riesgo el bienestar de decenas de individuos. El evento se llevó a cabo en un escenario que no había sido autorizado por la alcaldía local debido a la falta del cumplimiento de requisitos del mismo.

Este nuevo evento quedó registrado en videos que fueron compartidos en redes sociales. Es de tener en cuenta que este tipo de actividades habían sido canceladas debido a lo ocurrido en El Espinal, aunque la comunidad, que considera esta actividad como parte fundamental de sus celebraciones locales, había manifestado su inconformidad con la decisión tomada por las autoridades locales. Fue por ello que, sin importar lo ordenado, decidieron hacer su propia corraleja.

“Una visita técnica de la Oficina de Gestión de Riesgos y Desastres, arrojó que no se están cumpliendo con las especificaciones técnicas para el montaje de este tipo de escenarios. Y teniendo en cuenta el antecedente que sucedió en el departamento del Tolima, lo más conveniente es negar el permiso de las corralejas pero la comunidad puede hacer las otras actividades que tenían programadas”, manifestó en su momento Paola Pianeta, secretaria del Interior, al anunciar que estas prácticas no podrían ser desarrolladas.

Paralelo a ello, en el mismo corregimiento, uniformados del Esmad de la Policía (Escuadrón Móvil Antidisturbios) se enfrentaron a ciudadanos que, enfurecidos, bloquearon la vía reconocida como La Cordialidad. Los manifestantes lanzaron alegatos en contra de la prohibición de las celebraciones taurinas. Según la institución, en la zona había cerca de 1.000 personas que intentaban continuar con las actividades de las corralejas haciendo caso omiso a la orden. De aquel acto, destacaron las autoridades locales, resultaron heridas dos personas, entre ellas un menor de edad. Estos ciudadanos fueron lesionados por toros.

Ciudadanos realizaron corraleja a pesar de la prohibición hecha por las autoridades locales

“De una manera violenta y arbitraria intentaban llevar a cabo la corraleja que estaba prohibida por la administración Distrital (…) De un vehículo bajaron dos toros para intentar hacer la corraleja, de eso resultaron dos personas lesionadas por los animales, un menor de edad entre ellos, que están siendo atendidos en centros asistenciales”, indicó el general Nicolás Zapata, comandante de la Policía de Cartagena.

De acuerdo con las declaraciones del oficial, fue necesario el uso de agentes químicos para desbloquear la vía que se encontraba invadida por la comunidad. De estos hechos, comentó el uniformado, resultaron dos personas capturadas.

“Estas personas serán judicializadas por violencia contra servidor público, por fraude en resolución judicial o administrativa y por obstaculizar la vía (…). Se dejaron a disposición de la Alcaldía trece toros, y con ello se evitó que se llevará a cabo la corraleja y el llamado a la comunidad que de manera violenta estaba intentando realizarla”, puntualizó.

Fernando Niño Mendoza, representante a la cámara por Bolívar, uno de los mayores opositores de la realización de las corralejas, aseguró que desde hace un tiempo se veía venir un enfrentamiento entre la comunidad y las autoridades debido al malestar que generó la cancelación de este tipo de eventos dentro de los seguidores de los mismos. “No se actuó a tiempo, se permitió que se realizara una actividad sin permiso, y luego actuó la Policía para evitar que se siguiera realizando (…) Se corrió un riesgo grande luego de que un informe la Oficina de Gestión del Riesgo señaló que no tenía la capacidad y la estructura suficiente para soportar la afluencia de personas”, puntualizó.

SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR