El costo de vida de los colombianos sigue en alza

Sin embargo, para algunos analistas del mercado, en el segundo semestre se puede dar algún alivio para el bolsillo de los ciudadanos

Foto de archivo. Una mujer compra frutas en un supermercado en Bogotá, Colombia, 30 de octubre, 2018. REUTERS/Luisa González
Foto de archivo. Una mujer compra frutas en un supermercado en Bogotá, Colombia, 30 de octubre, 2018. REUTERS/Luisa González

Durante el primer semestre del 2022, los colombianos han sentido la presión en la economía del hogar en los primeros meses aumentó en el precio de la mayoría de los alimentos, en especial los más comunes de la canasta familiar. La variación en el costo de vida de los colombianos sigue en alza, sin embargo, algunos analistas del mercado señalan que en el segundo semestre se puede dar algún alivio.

Actualmente, la inflación en Colombia se encuentra cerca al 9,1 % anual, de acuerdo a cifras reveladas por el Departamento Administrativo Nacional de Estadística (Dane), tiene una probabilidad de terminar este 2022 en niveles del 8,49%, para analistas del centro de estudios económicos Fedesarrollo.

Además, para los encuestados por el Banco de la República, piensan que el nivel será entre 8,7 y 9,7% para 34,9 y 16,3%. Como para otros que estiman del centro de estudios económicos que para junio la variación anual del costo de vida a elevarse a niveles del 9,56%.

De igual manera para los analistas del grupo Alianza confirmaron para El Tiempo que, “para junio esperamos que la inflación sea de 0,56 por ciento, con lo cual la inflación anual pasaría de 9,07 a 9,75 por ciento. Si bien el día sin IVA ayuda a contrarrestar parcialmente la presión, esperamos que alimentos, alojamiento y servicios públicos sigan impulsando la variación de precios”.

Para los expertos, todavía hay varios factores por lo que solo ven que un descenso más marcado en la inflación se pueda cristalizar el próximo año.

Si bien la inflación de alimentos se ha ido moderando, aún esperamos unos meses más en donde esta se ubique por encima de sus promedios mensuales prepandemia”, señalan en Alianza, donde estiman que la inflación caerá rápido en el 2023, cuando esperan que cierre en 3,7%.

Cabe resaltar que, Fedesarrollo en su Prospectiva Económica del mes de abril, en la que se planteó un pronóstico favorable para la economía nacional, aunque con los efectos de una desaceleración a causa de diferentes factores, tanto internos como externos.

El centro de investigación económica parte de que en el 2021 se presentó un crecimiento acelerado de la economía que permitió que en cuarto trimestre de ese año, que permitió registrar el mayor PIB de la historia económica del país. Sin embargo, para este año el contexto es diferente por lo que se mantiene un pronóstico de crecimiento real de 4,6 % del PIB para el total de 2022.

Aunque el déficit de la cuenta corriente aumentó en 2020 y 2021, se espera que este año reduzca a - 4,5 % del PIB con la estabilización de la balanza comercial de exportaciones y remesas. Incluso el Ministerio de Hacienda mostró un déficit fiscal 7,1% del PIB del 2021, menor a lo esperado. Para Fedesarrollo significa un panorama favorable para este año.

No obstante, para continuar con el proceso de consolidación fiscal en el mediano plazo es necesario tomar medidas que promuevan el aumento de los ingresos permanentes y un ajuste en el gasto que se amplió de manera significativa durante la pandemia”, señala el análisis de Prospectiva.

Fedesarrollo plantea que el dinamismo económico colombiano, sumado a factores externos como la lenta recuperación de las cadenas globales de suministro y un alza en el precio de commodities como el petróleo ocasionado por la guerra entre Rusia y Ucrania, han llevado a que Colombia tenga un reto en la ola inflacionaria global.

SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR