Nuevo round entre alcaldes Daniel Quintero y Juan Camilo Restrepo

El alcalde suspendido pidió apoyo moral y financiero con una carta a puño y letra, mientras Restrepo quiere quitarles poder a los secretarios y ordenadores del gasto

Durísimo enfrentamiento entre funcionarios de Daniel Quintero y el alcalde encargado, Juan Camilo Restrepo. Fotos: Captura y Colprensa.
Durísimo enfrentamiento entre funcionarios de Daniel Quintero y el alcalde encargado, Juan Camilo Restrepo. Fotos: Captura y Colprensa.

Nueve días después de la suspensión provisional del alcalde de Medellín, Daniel Quintero Calle, y tras el nombramiento provisional del mandatario encargado, Juan Camilo Restrepo, los dos funcionarios no han dejado de discutir públicamente.

Por un lado, el alcalde designado por el presidente Iván Duque aseguró que está buscando formas legales para que los procesos de contratación del municipio queden exclusivamente en sus manos, en lugar de la delegación que se atribuye a los secretarios de las diferentes carteras en un distrito.

Según el artículo 211 de la Constitución Política de Colombia, las autoridades administrativas —como un alcalde— pueden delegar en los subalternos u otras autoridades las funciones como el ordenamiento del gasto. En el caso de los distritos especiales, esta disposición permite a los mandatarios alivianar trabajo y asignarlo a personas preparadas específicamente en temas de salud, educación, seguridad, movilidad, entre otros.

Además, la autoridad o los delegados pueden ordenar gastos con autonomía; de todos modos, el gasto es público y queda reportado para consulta y control, así que un mal uso puede ser denunciado después por un repertorio de delitos que ya existen para tal fin en la Constitución y la ley colombiana.

“Parece que el alto comisionado para la Paz desconoce estas disposiciones legales, disfruta las altas cargas de trabajo o no confía en el criterio de los funcionarios del gabinete ni en los organismos de control. Por eso, en declaraciones recientes a la prensa, Restrepo aseguró que quiere firmar todo personalmente para que “cuando yo ya no sea alcalde de la ciudad, poder decir ‘esto fue lo que yo hice y respondo de manera transparente’”, afirmó Quintero.

El alcalde suspendido respondió que hacer lo que quiere Restrepo le implicaría firmar, por lo menos, cien documentos al día y debería despertar más suspicacia que delegar responsabilidades. “Eso ha estado delegado en los secretarios durante varias administraciones; no solamente la mía. También se le nota el hambre de contratos. Es evidentemente un aprendiz de alcalde, un practicante de alcalde”, aseguró el mandatario suspendido.

Por otro lado, el alcalde suspendido envió una carta a puño y letra a la comunidad, en la que se refirió a Restrepo como un alfil de “los grupos económicos que estaban acabando con EPM”. Aseguró que la decisión de la Procuraduría General de la Nación está motivada en la gestión de Quintero, quien afirma que, “significamos cambio y gobernamos con independencia de los grandes poderes políticos y económicos”.

La misiva, que fue publicada en redes sociales y el propio Quintero está entregando personalmente a los habitantes de Medellín, pide a los ciudadanos que simpatizan con él leerla en voz alta a sus familiares y amigos, además de recomendarles votar “con libertad y a conciencia” el próximo 29 de mayo.

Carta que el alcalde suspendido está entregando a los ciudadanos de Medellín.
Carta que el alcalde suspendido está entregando a los ciudadanos de Medellín.

¿Acoso laboral de Restrepo?

Juan Camilo Restrepo también fue denunciado en las últimas horas por un supuesto caso de acoso laboral ante la Procuraduría General de la Nación.

En la descripción de los hechos, el denunciante citó la respuesta de Restrepo en una entrevista con el medio regional Teleantioquia, en el que aseguró que si los funcionarios desobedecían sus ordenes como alcalde, tenían “dos opciones: le pido la renuncia o lo declaro insubsistente, en eso me demoro cinco minutos”.

Posteriormente, el funcionario que habría interpuesto la queja aseguró que el alcalde encargado lo amenazó directamente con declararlo insubsistente por un inconveniente tras su posesión.

Los hechos ocurrieron el pasado 17 de mayo, cuando el alcalde y “una persona distinta al personal de seguridad del señor Juan Camilo Restrepo” le solicitaron al funcionario apagar y desconectar todos los micrófonos del salón de consejo de Gobierno.

De acuerdo con la denuncia, tanto el funcionario denunciante como la persona encargada de los sistemas eléctricos del lugar le explicaron al alcalde encargado que los micrófonos estaban debidamente apagados, es decir sin funcionar, pero que no se podían desconectar por la complejidad del cableado.

La respuesta de Juan Camilo Restrepo, con “tono desafiante”, según la denuncia, fue: “Soy el alcalde de Medellín ¿quién es el tal (nombre del funcionario)? no encuentro por qué deba enviar una ninguna solicitud por escrito porque estoy dando una orden de desconectar los micrófonos; de lo contrario procedo a declararlos insubsistentes”.

Ante este señalado acoso laboral, el alcalde (e) señaló en la emisora Caracol Radio que siempre ha tratado de mantener la cordialidad con los funcionarios de esa entidad.

SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR