Juez y fiscal que se besaron en plena audiencia fueron suspendidos por un mes

La Comisión Seccional de Disciplina Judicial del Valle del Cauca impuso una sanción a los abogados por los hechos ocurridos en 2017

Imagen de referencia / Pixabay
Imagen de referencia / Pixabay

Hay un nuevo capítulo en el famoso caso del juez y la fiscal que coquetearon y se besaron durante el receso de una audiencia en 2017: este miércoles, la Comisión Seccional de Disciplina Judicial del Valle del Cauca informó a la opinión pública que les impuso una sanción de un mes por su comportamiento.

Los implicados en esta historia de amor ilegal son el juez 31 de control de garantías de Cali, William González Muriel y la fiscal 26 especializada de esa ciudad, Gloria Ximena Sepúlveda. La interacción entre ellos quedó grabada en cámara y fue revelada en su tiempo por el informativo Noticias Uno. En la conversación grabada, la fiscal habló sobre su busto y sobre las trazas de brillo labial que quedaron en el rostro del juez, quien se mostró preocupado por llegar “a la casa de la esposa así”.

El comunicado del tribunal disciplinario, que fue conocido por la emisora Caracol Radio, afirma que los dos abogados no respetaron su deber de cumplir y hacer cumplir la Constitución, las leyes y los reglamentos. También se reprochó que no se guardó el debido respeto a los servidores judiciales. Finalmente, ambos omitieron la obligación de no establecer comunicación privada entre ellos, aunque uno de los dos estuviera haciendo las veces de juez.

Por otro lado, la comisión recalcó que la cercanía del juez González con la fiscal Sepúlveda hizo que se perdiera la imparcialidad en el caso que se estaba llevando, ya que ambos discutieron de forma íntima los pormenores del proceso y él accedía a órdenes de captura y medidas cautelares que no iban a lugar. Además, la fiscal apagaba su micrófono para hablar con el juez sin ser escuchada.

Según el pliego de cargos, tras la conversación personal y el beso, el juez debió declararse impedido para decidir sobre ese caso y no lo hizo. La otra opción era que la fiscal Sepúlveda lo recusara, lo cual tampoco sucedió.

Ya que los dos abogados apelaron esta sanción, la siguiente revisión del caso tendrá lugar en la Comisión Nacional de Disciplina Judicial.

Denuncia penal

Aparte de este proceso disciplinario, los dos funcionarios judiciales son investigados desde hace cuatro años en la fiscalía delegada ante el Tribunal de Cali por presunta manipulación de procesos jurídicos.

En mayo de 2021, la Fiscalía General de la Nación pidió a una magistrada de ese tribunal que se precluyera esa investigación porque, en su opinión, los abogados no cometieron ningún delito. El ente acusador no encontró pruebas para demostrar que el juez González hubiera favorecido a la fiscal Sepúlveda durante ese caso.

Aunque la solicitud de preclusión de la Fiscalía todavía no se responde y el caso está congelado en la justicia penal, este proceso ya tiene imputada a una persona: Claudia Amelia Girón, quien trabajó como coordinadora de la oficina de asignaciones de la Fiscalía General de la Nación en la capital del Valle. Ahí se tramitaban y se repartían las denuncias a los juzgados.

La fiscal Sepúlveda estaba encargada del caso de la familia Victoria, la cual debate la herencia de Óscar Victoria Urdinola. Girón le dijo a la Fiscalía que envió procesos relacionados con la familia por una supuesta orden de palabra que le dio el fiscal coordinador, Iván Aguirre Benavides. Este fiscal también fue señalado de tener enlaces con Mueble Fino, un narcotraficante que tenía contactos en la Fiscalía a su favor.

SEGUIR LEYENDO:


TE PUEDE INTERESAR