Nuevo emprendimiento: indígenas elaboran platos biodegradables con hojas de achira y plátano

Los indígenas viven en el Valle del Sibundoy, en el departamento de Putumayo

Nuevo emprendimiento: indígenas elaboran platos biodegradables con hojas de achira y plátano (Colprensa- Foto Universidad Nacional)
Colprensa
Nuevo emprendimiento: indígenas elaboran platos biodegradables con hojas de achira y plátano (Colprensa- Foto Universidad Nacional) Colprensa

Los indígenas han utilizado durante siglos las hojas como vajilla, sin embargo, esta tradición no ha sido acogida aún por el mundo moderno. Desde que inició la pandemia el uso de plásticos se ha disparado de manera asombrosa, no solo miles de millones de mascarillas, pero también guantes, desechos médicos y empaques de comida para llevar.

Su aumento ha sido tal que los sistemas de reciclaje han colapsado en algunos países. Si no se toman medidas, más del 70 % de este plástico terminará tirado en océanos y vertederos, y hasta un 12% será quemado causando contaminación y enfermedad en las zonas más vulnerables del planeta.

Esta problemática fue reconocida por Carlos Mutumbajoy, uno de los indígenas de la comunidad Kamentsa – Inga, quien desarrolló un emprendimiento con el fin de cuidar la Pacha Mamá y aportar desde su sabiduría para mitigar de alguna manera el daño que está causando la contaminación.

Así fue como creó un emprendimiento de artículos desechables a base de hojas de achira y plátano para el hogar, 100 % biodegradables. Una opción que es muy amigable con el medioambiente pues puede ser usado más de una vez.

Un plato hecho con base de hoja de plátano tarda aproximadamente 28 días en descomponerse y luego puede ser usado como abono, mientras que un plato normal de plástico tarda 50 años o uno de icopor más de 1.000 años en descomponerse.

En una entrevista con la periodista Beatriz Fajardo, de Radio Nacional, Carlos Mutumbajoy explicó su trabajo con este emprendimiento. “La cosmovisión de grupos indígenas es proteger la madre tierra, nos damos cuenta que la contaminación es muy alta, los cultivos no crecen normalmente porque necesitan insumos químicos y no dan buena cosecha las plantas, es porque hay mucha contaminación”.

Adicional, el hombre está creando un banco de semillas y sembrando la achira para asi poder producir en mayor escala platos 100 % biodegradables.

“Perdimos el cuidado de la tierra desde la niñez, la educación que recibimos no es la adecuada, nos decían en el colegio que el agua es un ser inerte; es ilógico…porque el agua genera vida (…) por eso los seres humanos perdieron el sentido y cuidado del agua y la naturaleza, los indígenas pensamos de otra forma”, comentó en entrevista con Radio Nacional.
Nuevo emprendimiento: indígenas elaboran platos biodegradables con hojas de achira y plátano
Nuevo emprendimiento: indígenas elaboran platos biodegradables con hojas de achira y plátano

Contaminación de plásticos

La contaminación plástica afecta de manera desproporcionada a personas, grupos y pueblos en situaciones vulnerables, pone en riesgo sus derechos básicos, salud y bienestar, y planteará obstáculos sustanciales para el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible, asegura un nuevo informe publicado este martes por el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente y la ONG Azul.

El documento se centra sobre el tema de la llamada justicia ambiental con respecto a la contaminación plástica, un flagelo que está siendo exacerbado por la pandemia de covid y que afecta a los más vulnerables y marginalizados y a las comunidades que viven o trabajan cerca de los sitios de producción y desecho de este material.

Los expertos indican que, hasta la fecha, no se han publicado muchos estudios revisados por pares sobre los impactos de la pandemia en el consumo de plásticos, pero la limitada investigación realizada apunta a un aumento en el consumo y eliminación de plástico y materiales médicos, y graves interrupciones de procesos de reciclaje ya defectuosos. Los problemas se han acentuado aún más por los precios del petróleo históricamente bajos que hicieron que las resinas vírgenes para fabricar plástico fueran más baratas que las recicladas.

Además, la pandemia podría revertir cualquier progreso realizado en la reducción del consumo de plástico de un solo uso, con un aumento asombroso en el uso de desechables como mascarillas y protectores faciales, guantes, botellas de desinfectante para manos, trajes médicos protectores, kits de prueba, recipientes para llevar comida, empaques de entrega y muchos otros productos que se han vuelto omnipresentes.

Seguir leyendo:




TE PUEDE INTERESAR