La relación de las mafias europeas con el clan del Golfo

En este 2021 han sido capturados en el país seis extranjeros vinculados con el grupo delincuencial y buscados por la interpol

@USBPChiefMIP
@USBPChiefMIP

El 9 de noviembre se convirtió en noticia que oficiales de la Interpol colombiana y la Oficina Federal de Investigación Criminal alemana (BKA), lograron rastrear y capturar en Girardot (Cundinamarca) a uno de los 10 narcotraficantes más buscados por esa agencia federal de Alemania. Demir Tom Turam, un hombre de nacionalidad turca quien fue acusado por el delito de tráfico de cocaína por la corte local de Bremen, una ciudad ubicada al noreste de Alemania.

De acuerdo con la Revista Semana, en este 2021 otros seis extranjeros que fueron capturados en Colombia recientemente con circulares roja de Interpol prendieron las alarmas entre las autoridades nacionales. Los perfiles de los detenidos han sido por delitos de alto impacto como narcotráfico, blanqueo de capitales, tráfico de armas, concierto para delinquir, violación informática (hacker), participación de actividades de organizaciones terroristas y agitación violenta.

Sin embargo, en una investigación citada por El Espectador, poco a poco se ha descubierto que en los últimas años el Clan del Golfo, una de las organizaciones criminales más grandes del país, ha mantenido relaciones cercana con carteles narcotraficantes de Europa, especialmente de países como Serbia, Croacia, Albania y Montenegro. Estos carteles comenzaron con relaciones basadas en el trafico del estupefacientes pero hasta el día de hoy, a sus alianzas se les suma crímenes como lavar dinero y asesinato.

La Policía describió que muchos de los tratos se firman en Colombia y que los criminales se valen de estrategias minuciosas, por ejemplo, para entrar el país y no levantar sospecha los sujetos llegan a Ecuador y pasan la frontera por tierra, además, buscan reunirse en zonas remotas del país y duran pocos días.

En el caso del envío de las drogas usan dos formas: buques de carga o aviones privados. Estas modalidades han sido descubiertas y desmanteladas en varias ocasiones en el 2021, la última fue descubierta en Panamá hace una semana. Las cargas ilícitas eran recogidas en el Caribe panameño, por la provincia de Colón, y posteriormente era transportada hacia Ciudad de Panamá, desde donde llegaban a demás países mediante vehículos y lanchas de gran velocidad.

El golpe contra esta estructura armada organizada, la cual se estima que controla el 30% de la producción de cocaína en Colombia, se produjo en el marco de la llamada ‘Operación Fisher’, que abarcó una investigación de casi dos años y que, así mismo, dio con la incautación de 44 vehículos, 44.000 dólares en efectivo y 10 armas de fuego.

Debido a que ya conocen las formas de trafico, las autoridades europeas han extendido operativos en los puertos de Barcelona y Algeciras (España), Amberes (Bélgica), Felixstowe (Inglaterra), La Spezia (Italia), Rotterdam -que se suponía era el destino final del buque de la incautación de Filadelfia- y Vlissingen (Países Bajos).

Por ahora las autoridades europeas y colombianas siguen trabajando en conjunto contra las redes de trafico que se han atomizado en los últimos años y que al ser estructuras horizontales generan confusión a la hora de encontrar a las cabezas de las organizaciones, sin embargo, se cree que los mafiosos se esconden en América Latina y Emiratos Árabes.


SEGUIR LEYENDO

Los bandidos no tienen madriguera”: reacciones a la posible muerte de Romaña y el Paisa

TE PUEDE INTERESAR