Cayó matadero ilegal que comercializaba carne de caballo y de burro en el Atlántico

Durante el allanamiento al inmueble fueron encontrados varios de estos animales en mal estado físico y con graves lesiones

En Barranquilla fue descubierto un inmueble en el que se mataban caballos y burros para vender su carne. Foto: Fiscalía
En Barranquilla fue descubierto un inmueble en el que se mataban caballos y burros para vender su carne. Foto: Fiscalía

La Fiscalía General de la Nación confirmó este sábado 27 de noviembre que fue descubierto un matadero ilegal ubicado en la calle 13 con carrera 26, barrio Rebolo, en el suroriente de Barranquilla, que se dedicaba a la comercialización de carne de caballo y de burro en la capital del Atlántico y varios de sus municipios.

En la diligencia de registro y allanamiento del inmueble fue capturado un hombre, identificado como Hipólito Enrique Meriño, de 69 años, y quien fue judicializado al presuntamente estar involucrado en el sacrificio de los equinos para luego venderlos. Realizadas las verificaciones, integrantes de la Secretaría de Salud de Barranquilla determinaron que el establecimiento no tenía el permiso para llevar a cabo estas prácticas.

Allí fueron encontrados 14 animales en pie, seis muertos y partes de otros que estaban almacenadas en un refrigerador. Además, se hallaron libros de contabilidad, en los cuales había registros de la venta de carne y de los dineros obtenidos por dicha actividad. Así mismo, se dio con 50 cueros de caballos disecados y un monto de dinero en efectivo que ascendía a los 9 millones 300 mil pesos.

Las autoridades ambientales establecieron que los burros y caballos vivos “estaban en mal estado físico y presentaban graves lesiones”. En el lugar también se evidenciaron vertimientos de líquidos y residuos a las fuentes hídricas aledañas y el suelo, por lo que las condiciones sanitarias eran deficientes.

Matadero que vendía carne de caballo y de burro en varias poblaciones del Atlántico. Fotos: Fiscalía
Matadero que vendía carne de caballo y de burro en varias poblaciones del Atlántico. Fotos: Fiscalía

El hombre detenido fue puesto a disposición de un juez de control de garantías para que responda por los delitos de maltrato animal; corrupción de alimentos productos médicos o material profiláctico; y contaminación ambiental. Mientras se resuelve su situación, este recibió medida de detención domiciliaria.

IMPUTADO POR PRACTICAR RITOS SATÁNICOS CON ANIMALES:

Hace casi un año, en diciembre de 2020, los habitantes de un conjunto residencial del barrio Santa Cecilia Baja, en la localidad de Usaquén (Bogotá), denunciaron a las autoridades un caso de maltrato animal. En el depósito de basuras, los vecinos hallaron cuerpos de animales degollados, decapitados, sin órganos y muertos a cusa de otros vejámenes violentos. Este es uno de los cuatro casos conocidos recientemente.

Casi un año después, la Fiscalía logró la judicialización de uno de los dos hombres por maltrato animal, tras ser el presunto responsable de ocasionar la muerte a un cabro, un pollo de plumaje blanco, dos gallinas y una paloma, cuerpos que fueron encontrados por los vecinos. Sin embargo, al momento de conocerce estos hallazgos, se habló que incluso hasta 30 animales pudieron haber sido víctimas.

Según pudieron determinar las investigaciones, el acusado utilizó estas especies para realizar ritos de santería en un apartamento, pues los vecinos encontraron velas y otros objetos extraños en el depósito.

Consecuencias legales del maltrato animal en Colombia:

Recuerde que, según el artículo 4 de la Ley 1774 de 2016, quienes incurran en actos dañinos que no provoquen la muerte o lesiones contra la salud e integridad física de los animales serán sancionados con multa de 5 a 50 salarios mínimos legales mensuales vigentes. De igual modo, se podrían enfrentar penas de prisión de entre 12 y 36 meses, junto con una inhabilidad especial de uno a tres años para el ejercicio de profesión, oficio, comercio o tenencia que tenga relación con los animales.

A propósito de estas conductas, el pasado 10 de noviembre un juez de Santa Marta dictó sentencia contra Esmely Hostia Márquez por asesinar con un cuchillo a una perrita llamada ‘Negrita’, en hechos ocurridos el 22 de diciembre de 2018. La mascota se acercó al hombre para pedirle comida cuando este la agredió.

El hombre fue condenado a 29 meses de cárcel y a pagar una multa de 31.875 salarios mínimos mensuales legales vigentes.

Esmely Hostia Márquez (Policía Nacional)
Esmely Hostia Márquez (Policía Nacional)

SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR