Gobierno nacional dice que retención de soldados en Tibú es un secuestro

El alto Comisionado para la Paz, Juan Camilo Restrepo Gómez, también rechazó la retención de los militares que estaban erradicando coca en esa zona

25-10-2020 Un soldado junto a un helicóptero en Colombia
POLITICA SUDAMÉRICA COLOMBIA
EJÉRCITO DE COLOMBIA
25-10-2020 Un soldado junto a un helicóptero en Colombia POLITICA SUDAMÉRICA COLOMBIA EJÉRCITO DE COLOMBIA

El pasado 27 de octubre se conoció que al menos 180 uniformados permanecen retenidos por los habitantes de las veredas Oru 7, El Progreso, Chiquinquirá, San Antonio, Caño Raya, El Líbano, Nazareth, La Esmeralda y San Martín, del municipio de Tibú, Norte de Santander. De acuerdo con Blu Radio, los uniformados llegaron a la zona el 26 de octubre para erradicar manualmente los cultivos de coca.

La información del Ejército Nacional reveló que los uniformados se encuentran en una escuela del sector, mientras que la comunidad los rodea para que no sean rescatados por vía aérea y o que salgan del lugar.

Sobre esta situación, el ministro de Defensa, Diego Molano, aseguró que se trata de un “secuestro” y dijo que el “narcotráfico es la mayor amenaza para la democracia”.

Pretender retener soldados que cumplen con erradicación de cultivos ilícitos en Catatumbo es un secuestro y demuestra que el narcotráfico es la mayor amenaza a la democracia. Contra los que así proceden, la respuesta es la ley. No aceptamos chantajes contra la autoridad y la ley.

Por su parte, el alto Comisionado para la Paz, Juan Camilo Restrepo Gómez, dijo que la retención de los uniformados de la Segunda División del Ejército debe acabar inmediatamente para poder seguir con las labores de erradicación que se les impuso.

Nuestro Ejército de Colombia está constituido para defender la vida, honra, y bienes colombianos y es precisamente bajo el cumplimiento de su deber que se encuentran en la zona. Llegar con todos los programas y oferta institucional es la manera en cómo consolidamos la paz con legalidad.

RCN Radio habló con el comandante de la Segunda División del Ejército en Norte de Santander, general Omar Esteban Sepúlveda, quien aseguró que son seis pelotones con “180 hombres secuestrados por personas pertenecientes a las asociaciones campesinas sobre el área general del municipio de Tibú”.

De acuerdo con el general Sepúlveda, los uniformados adelantaban labores de erradicación cumpliendo con las alertas tempranas emitidas sobre la región del Catatumbo.

Lo que vienen realizando estos pelotones es contrarrestar el accionar delictivo de los grupos armados que delinquen en esta jurisdicción como los bandidos del ELN y del Grupo 33. Se han realizado algunas actividades de erradicación fuertes, los resultados en Norte de Santander son contundentes.

El militar dio un parte de tranquilidad y aseguró que los soldados se encuentran bien, pero que han sido hostigados con palos y piedras.

Hemos conocido que los hombres están bien y hay que tener en cuenta que ellos fueron agredidos verbalmente, les lanzaron piedras, los hostigaron con palos y machetes. Sin embargo, los soldados preservando los derechos humanos y la vida de ellos, en ningún momento han hecho uso de sus armas en legítima defensa, porque lo que queremos es evitar una confrontación con las comunidades campesinas.

La Fiscalía hizo presencia en el territorio con equipo técnico que evaluó lo sucedido y tomará decisiones judiciales al respecto.

El pasado miércoles, Junior Maldonado, integrante de la Asociación Campesina del Catatumbo (Ascamcat), se refirió a la retención de los uniformados y aseguró que el objetivo de tener a los soldados es que el gobierno cumpla con los pactado frente a la sustitución de cultivos ilícitos.

Estamos en este proceso buscando que el Gobierno nacional cumpla lo pactado con estas comunidades para sustituir los cultivos ilícitos, creemos y estamos seguros de que erradicar traerá violencia, pobreza y desplazamiento.

SEGUIR LEYENDO

TE PUEDE INTERESAR