CNE aprobó la personería jurídica del Nuevo Liberalismo y se definen sus principales precandidatos a la Presidencia

Este jueves, el senador disidente de Cambio Radical, Rodrigo Lara, anunció su adhesión oficial al partido fundado por Luis Carlos Galán, el papá de los hermanos Juan Manuel y Carlos Fernando Galán

CNE aprobó la personería jurídica del Nuevo Liberalismo y se definen sus principales precandidatos a la Presidencia. Foto: Colprensa
CNE aprobó la personería jurídica del Nuevo Liberalismo y se definen sus principales precandidatos a la Presidencia. Foto: Colprensa

Después de debatirse su posible inhabilidad para ingresar por su militancia con el Cambio Radical, el senador Rodrigo Lara Restrepo confirmó que este jueves solicitará su ingreso oficial al Nuevo Liberalismo. Este partido, fundado por Luis Carlos Galán Sarmiento y Rodrigo Lara Bonilla, revive tras la lucha de los hermanos Juan Manuel y Carlos Fernando Galán.

Este jueves, la Sala Plena del Consejo Nacional Electoral (CNE) expidió oficialmente la personería jurídica del Nuevo Liberalismo y esto daría vía libre para que compita en la contienda presidencial de 2022. Quien encabeza las aspiraciones de la nueva colectividad es Juan Manuel Galán, quien en este momento busca una candidatura única en la Coalición de la Esperanza.

Sin embargo, después de mucho anunciar sus intenciones, Rodrigo Lara seguirá los pasos de su padre para vincularse oficialmente con el partido. Así lo confirmó en Twitter, donde celebró la decisión unánime del CNE.

“Celebro que el Consejo Nacional Electoral haya cumplido rápidamente la orden de la Corte Constitucional de revivir al Nuevo Liberalismo. Hoy enviaré comunicación al Consejo Nacional del NL para solicitar mi ingreso oficial al partido y competir democráticamente en una candidatura presidencia”, dijo el precandidato, quien no ha callado su intención de competir contra el hijo de Galán.

Frente a la oficialización del partido, Galán se pronunció y recalcó la importancia del legado de su padre para construir una “nueva manera de hacer política” en Colombia.

“Vuelve el Nuevo Liberalismo a la democracia para convocar a esa Colombia que está cansada e indignada con el clientelismo y la corrupción. Vamos a construir una nueva forma de hacer política desde el Congreso y la Presidencia”, expresó Juan Manuel, quien ya anunció varias fichas que aspirarían al parlamento, entre ellos, el tuitero Fernando Posada y Germán Ricaurte, exedil de Chapinero.

A pesar de su liderazgo en la renacida colectividad, tal como Lara, Galán reconoce que la candidatura por el Nuevo Liberalismo aún no se define y deberá ser disputada internamente. “Yo aspiro a ser candidato presidencial por el Nuevo Liberalismo y participar en la consulta popular de la Coalición de la Esperanza”, dijo en la mañana de hoy a Caracol Radio.

Gaviria rechazó a la Coalición de la Esperanza

El lunes pasado, los precandidatos de la alianza de centro se reunieron con Gaviria, quien lanzó su candidatura por medio del movimiento ‘Colombia tiene futuro’. De acuerdo con el trino que anunció la reunión, se buscaba “evaluar la posibilidad de construir conjuntamente una opción de cambio para el país, en medio de la grave crisis que atravesamos”, detalló.

Sin embargo, después del anuncio, se mantuvo silencio total sobre lo que ocurrió al interior. Poco se conoció, pero lo que estaba seguro era que no hubo acuerdo y no se logró la tan anhelada unión del centro, que no quiere repetir el error de llegar a primera vuelta fragmentado.

Después de días de incertidumbre, CM& reveló que, a pesar del respeto que se tienen los precandidatos, la reunión contó con un clima hostil que no propició la unión. “La reunión la defino así: fue fría”, contó el exrector al medio televisivo.

De acuerdo con el medio, hubo varios puntos de discordia. Sin embargo, el principal fue el veto a César Gaviria, que para el exministro de Salud no tiene razón de ser y, por ende, debería ser levantado.

Por medio de redes sociales, en un pronunciamiento oficial, el exministro contó qué fue lo que sintió en la cita. “No salió bien, no encontré ánimos de unión ni siquiera para una consulta en marzo. Será siempre muy difícil unirse alrededor de una pretendida superioridad moral, de los señalamientos y las suspicacias”.

SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR