Por una tutela, niña que había sido excluida para participar en competencia de fútbol, en el Atlántico, podrá volver a jugar

Lina Bolaño juega fútbol desde que tiene cinco años de edad; era la capitana del equipo del Club Bolívar de Sabanalarga, en el Atlántico, hasta que le dijeron que no podía seguir por ser mujer

Deportista infantil
Deportista infantil

Lina Bolaño tiene ocho años y es una apasionada jugadora de fútbol. Ser niña le impidió que pudiera competir con el Club Bolívar de Sabanalarga, luego de que la Comisión Municipal de Fútbol del municipio del departamento del Atlántico, decidiera que ella no podría participar, pues, se trataba de un campeonato masculino. Noticias Caracol, medio encargado de resaltar esta historia, reportó que luego de que la familia interpusiera una tutela para revertir la decisión, se logró que la menor pudiera jugar. Una situación similar ocurrió en diciembre del 2018, cuando el diario El Tiempo contó la historia de María Paz Mora, otra niña que fue descalificada de un torneo por su género.

Tal y cómo lo explicó el informativo, que además habló con la familia, un juez falló a favor de la acción de tutela que se utilizó para defender la intención de la joven deportista para participar en la competencia con el equipo del que, además, es capitana. Lina lleva con orgullo la cinta que la acredita como tal. “Yo me sentí frustrado, no sabía cómo darle esa noticia a la niña (...) ella estaba muy entusiasmada con la cuestión del campeonato (...) la niña estaba deprimida y eso me motivó más a luchar por ella, sentí que me le estaban atropellando sus derechos”, dijo Ernis Fabián Bolaño, padre de Lina, ante los micrófonos del noticiero del Canal Caracol.

Esa sensación fue la misma que vivió María Fernanda Silva, madre de María Paz, que le contó al diario El Tiempo que el equipo en el que jugaba la menor había sido descalificado por la presencia de la niña. “Después de jugar el tercer partido y ser cabezas de grupo, fueron a ver como iba a ser la segunda fase, encontraron que el club había sido sancionado por la ‘actuación irregular de un jugador’ (...) me dolió muchísimo ver a María Paz llorando y buscando una explicación del porqué habían descalificado al equipo por culpa de ella”, comentó Fernanda para el periódico.

María Paz - El Tiempo
María Paz - El Tiempo

María Paz, por aquellos días, según el reportaje del diario nacional, se desempeñaba como arquera y, aunque estuvo confundida respecto a la situación que la había descalificado, asumió, luego de charlas con su mamá, que se trataba de ‘un problema de adultos’. “Me gusta ser la única niña. Me arriesgo más y me siento única”, comentó la niña en ese entonces. Carlos Granados, su entrenador para esa época, aseguró que la niña se mantenía en el equipo por su buena técnica y nivel en el deporte.

Erick Camargo, abogado que se interesó en el caso de la familia Bolaño, aseguró que tras exponer los argumentos por los cuales no habría ningún tipo de impedimento para que Lina siguiera desempeñándose como deportista en el Club Bolívar de Sabanalarga para hacer parte de la competencia, se ordenó que era de suma urgencia, gracias al juez, que se le garantizaran sus derechos a la pequeña Lina Sofía.

“Ordenó (el juez) que, de manera inmediata, se le garantizaran los derecho a la niña Lina Sofia a participar en el campeonato que, momentáneamente, es de niños porque todavía las niñas quieren hacerse parte de este deporte”, explicó el defensor de la futbolista y su familia. Lina lleva tres años jugando fútbol con el equipo masculino al que pertenece.

“Yo juego mediocampista, recorro toda la cancha y le pongo los pases a los delanteros para que hagan los goles (...) cuando sea grande quiero ser futbolista en la selección Colombia”, comentó Lina Sofía Bolaños que, además, cuenta con una medalla y dos trofeos que acreditan su talento para este deporte.


Seguir leyendo:



TE PUEDE INTERESAR