Córdoba tendría deudas con el sector salud de más de $200.000 millones

El escándalo del Cartel de la Hemofilia hizo que el departamento se quedara sin los recursos necesarios para los pagos de los servicios del Plan Obligatorio de Salud

Carlos Vasco, secretario de Salud de Córdoba, entregó este 13 de octubre un desolador panorama frente a la situación de los hospitales en la región. De acuerdo con el informe, el departamento tiene millonarias deudas con hospitales, clínica y proveedores de medicamentos que superarían los 200 mil millones de pesos, debido a los escándalos de corrupción que por décadas ha vivido la zona.

Uno de estos escándalos que afectó a la gobernación es el llamado Cartel de la Hemofilia, que hizo que el departamento se quedara sin los recursos necesarios para los pagos de los servicios del Plan Obligatorio de Salud desde el 2016, luego de una decisión del Ministerio de Hacienda.

La cartera de Hacienda exige a las autoridades locales que se creen estrategias para garantizar la no repetición de actos similares que afecten a la población pobre y no asegurada. A pesar de que esta estrategia ya fue presentada, no ha sido aprobada por el ministerio de Hacienda y por eso no hay recursos.

La facturación radicada desde el año 2010, asciende a 220 mil millones de pesos, cifra que se encuentra en proceso de auditoría para determinar la cifra real adeudada a IPS públicas y privadas y EPS.

De acuerdo con la W Radio, los recursos están suspendidos en el Ministerio de Hacienda y serían por 77.000 millones de pesos, dinero que no puede cubrir la totalidad de la deuda que presentó la gobernación de Córdoba.

El levantamiento de la medida correctiva interpuesta por Minhacienda desde el año 2016 (congelación de los recursos No POS), se dará en las próximas semanas. Se está en espera de la noticia.

Vasco está próximo a dejar su cargo en el gabinete departamental y aseguró que su “paso por la Secretaría de Salud, obedeció a procesos de reorganización interna”.

“Procesos de auditoría a las cuentas médicas vigencias 2010-2020. Después de 5 procesos de invitación pública declarados desiertos, desde el pasado mes de julio se cuenta con firma auditora que viene desarrollando el proceso de auditoría represado desde el año 2010. Fortalecimiento de la autoridad sanitaria y mejoramiento de sus procesos”, anotó

Exgobernador Edwin Besaile acusado ante la Corte Suprema de Justicia por su participación en el ‘Cartel de la Hemofilia’

La Fiscalía General de la Nación acusó a Edwin Besaile, exgobernador de Córdoba, ante la Sala de Primera Instancia de la Corte Suprema de Justicia por su responsabilidad en el llamado ‘Cartel de la Hemofilia’. En la audiencia del pasado martes, el ente acusador detalló cómo se encontraba constituido el entramado criminal que operó con el apoyo de centros asistenciales del departamento.

De acuerdo con la autoridad, la responsabilidad del exmandatario radicaría en la presunta comisión de delitos de concierto para delinquir y peculado por apropiación en provecho propio. El delegado de la Fiscalía, en su intervención, aseguró que el rol de Besaile en el entramado criminal es un hecho probado.

Según lo dicho por el funcionario, la acusación surge de “un antecedente cierto, demostrado, que guarda relación con la conformación de una compleja empresa criminal que diseñó y lideró Alejandro Lyons, desde que asumió, con el apoyo del senador Musa Besaile, como gobernador del departamento de Córdoba”, indicó en la sesión.

En concordancia con lo anterior, Besaile habría beneficiado directamente a la IPS San José de la Sabana, en cabeza de Guillermo Pérez Ardila, por la transferencia de dinero de pacientes de hemofilia que nunca existieron. A su llegada a la gobernación, el político “se adhirió así a los fines de una empresa criminal ya creada” y también aceptó los recursos ilícitos que salieron de ella.

En el proceso, Besaile firmó dos letras de cambio en el banco para Alejandro Lyons en las que se fijaron valores de supuestos “dividendos” provenientes de recursos públicos.

“Esto es, 2100 millones de pesos, y otra por 1900 millones, con las que Lyons Muskus, pretendió asegurar que recibiría, a futuro, del nuevo gobernador, parte de los ‘dividendos’ a conseguir, al poner en práctica (...) esos mecanismos diseñados para el desvío de los recursos públicos”, aseveró el fiscal delegado.

De acuerdo con la Fiscalía, Besaile ignoró las alertas de la Contraloría, otros organismos de control y funcionarios de la gobernación para continuar el proceder ilícito. En total, se logró transferir la suma de más de 1.525 millones de pesos a la anteriormente mencionada IPS. Todo esto, favoreciendo a quienes serían financiadores de la campaña.

Incluso, el documento de la Fiscalía, según conoció Semana, detalló que la llegada al poder de Edwin Besaile fue previamente planeada y financiada con dineros provenientes de la apropiación de recursos públicos.

SEGUIR LEYENDO


TE PUEDE INTERESAR