La travesía de dos jóvenes para entrar al concierto de Iron Maiden en Colombia: se estrena la película ‘La noche de la Bestia’

La banda inglesa se presentó en el país en el 2008 y regresó en el 2009. En su momento, la agrupación explicó que sus fanáticos latinoamericanos eran los más apasionados del mundo

La Noche de la Bestia
La Noche de la Bestia

El 28 de febrero del 2008, el parque Simón Bolívar de Bogotá se convirtió en el escenario de una de las vivencias más sagradas para los seguidores del heavy metal. Iron Maiden, una de las bandas más legendarias del género, se presentaría allí, a la vista de centenares de fanáticos que, durante años, soñaron con escucharlos en vivo, aunque los tuvieran que ver a metros y metros de distancia. Esa noche, un inmenso mar de gente, que interpretó a grito herido cada una de las canciones, impidió que se viera un solo espacio vacío en el parque. ‘La noche de la Bestia’, película colombiana basada en la llegada de la agrupación inglesa al país, se entrena en las salas de cine el próximo jueves 14 de octubre, para rememorar la nostalgia de aquellos días.

La cinta, escrita y dirigida por Mauricio Leiva-Cock, fue producida entre Colombia y México por Fidelio Films, y gira al rededor del histórico encuentro musical. La trama relata lo que vivieron dos jóvenes fanáticos, Vargas y Chuky, para intentar entra al concierto de su banda favorita. 24 horas antes del tan anhelado evento, ambos pasan por las más inesperadas e improbables circunstancias.

“Dentro de la linealidad narrativa de la película se exploran momentos líricos de la ciudad, o de la experiencia y percepción que viven los protagonistas”, comentó el director del largometraje que, dentro de las escenas, incluyó grabaciones tomadas del icónico Festival Rock al Parque, y nutrió la banda sonora, además de títulos de los ingleses como ‘Fear of the Dark’, ‘The Trooper’ o ‘Hallowed be thy Name’, con música de bandas colombianas como Masacre, Darkness, Vein, La Pestilencia y Ataque de Pánico.

La Noche de la Bestia
La Noche de la Bestia

“La Noche de la Bestia logra representar, por medio de la cinematografía, la energía, la euforia, la velocidad y el estilo de este género. Además, retrata el frenesí y la gran ilusión que los fanáticos de Iron Maiden sintieron tras su concierto en Bogotá, el día más importante de sus vidas”, se lee en la descripción que se entrega de la película.

Vargas tiene 17 años, y Chuky 16. Aunque vienen de contextos diferentes, su amistad los hace inseparables, al igual que sus gustos musicales tan similares. Mientras que Vargas es un joven popular en su colegio, y es un completo ‘tumbalocas’, como lo califican sus creadores, Chuky es víctima de burlas por su apariencia física.

A los dos jóvenes inexpertos se une ‘Calavero’, o ‘Cala’, como le dicen en la cinta, un ‘metacho vieja guardia’ de 45 años que termina involucrado en la extensa travesía de los jóvenes amigos para entrar al concierto de Iron Maiden. ‘Calavero’, un conocedor del género, y dueño de una de las tiendas de música más emblemáticas de la ciudad, se convierte, de alguna manera, en la figura paterna de Vargas, quien pierde a su mamá luego de su inesperado fallecimiento. ‘Calavero’ ha esperado 30 años por el concierto.

La Noche de la Bestia
La Noche de la Bestia

“Bogotá es como los dos protagonistas: un personaje principal en esta historia. Sus calles, sus parques, sus olores, sus estudiantes y sus grafitis, todos son parte del rompecabezas que forma el mundo donde viven Vargas y Chuki, los dos protagonistas de La Noche de Bestia”, afirma Leiva-Cock sobre la película que dirige y que ha llegado a numerosos y reconocidos festivales en todo el mundo. La cinta ha llegado, entre otros, al Festival Internacional de Cine de Toronto (TIFF), en Canadá; al Stockholm International Film Festival, en Suecia; y al Festival de cine de Guadalajara (FICG), en México.

Fue a finales del 2007 cuando se confirmó la noticia de que Iron Maiden iba a llegar a Colombia por, primera vez, después de más de 30 años de carrera artística, con su gira Somewhere Back In Time World Tour. De acuerdo con información tomada del portal de Vice, en la tan anhelada noche del jueves 28 de febrero del 2008, cerca de 40.000 personas llenaron el Simón Bolívar. En YouTube se mantienen los registros de lo que fue el concierto.

“También fue la oportunidad para ver al Ed Force One, su propio avión tipo charter comandado por el propio Bruce Dickinson, que pasó a baja altura por encima del Parque Simón Bolívar anunciando la llegada de la banda y dejando con la boca abierta a los fanáticos que hasta con una semana de anticipación, llegaron con sus carpas a las inmediaciones del parque para conseguir los mejores puestos posibles. Los ingleses habían llegado a Bogotá”, se lee en la crónica titulada ‘El día que Iron Maiden convirtió al Simón Bolívar en una fortaleza egipcia’, que hizo Noisey, tras el noveno aniversario de la llegada de la banda a la capital del país.


Seguir leyendo:

TE PUEDE INTERESAR