MinAgricultura alerta por aumento de precio de alimentos durante época de lluvias

El Gobierno tiene las esperanzas puestas en que la producción de cultivos logre abastecer a los colombianos para que así no se afecte la economía

Como consecuencia de 21 deslizamientos, 20 inundaciones, 13 vendavales, 9 temporales y 4 avenidas torrenciales resultaron afectadas 6.497 familias en todo el país. Fotografía de archivo. EFE/Ricardo Maldonado Rozo
Como consecuencia de 21 deslizamientos, 20 inundaciones, 13 vendavales, 9 temporales y 4 avenidas torrenciales resultaron afectadas 6.497 familias en todo el país. Fotografía de archivo. EFE/Ricardo Maldonado Rozo

Desde agosto las lluvias en el país se volvieron a intensificar generando inundaciones graves, lo que en algunos puntos del país se traduce en, además de pérdida de enseres, el fracaso con los cultivos y afectaciones de los animales para consumo. El Ministerio de Agricultura mostró preocupación frente a este tema y no descarta que en las próximas semanas haya alzas en los precios de los alimentos. El Gobierno tiene las esperanzas puestas en que la producción de cultivos logre abastecer a los colombianos para que así no se afecte la economía.

“Esperamos que tengamos la suficiente producción y que con esa que ya teníamos no vayamos a tener variaciones muy altas en el precio de alimentos. Es parte de lo que estamos midiendo con el Departamento Administrativo Nacional de Estadística (Dane). Esperaríamos que no se presenten alzas, pero somos conscientes que puede haber un incremento en un momento dado”, dijo Rodolfo Zea, ministro de Agricultura y Desarrollo Rural, este 28 de septiembre.

Desde la cartera de Gobierno señalan que para poder monitorear la situación y que no se generen problemas graves está realizando investigaciones con el Dane y con la Unidad Nacional para la Gestión del Riesgo de Desastres (UNGRD). La Mojana sucreña, Bolívar, Magdalena y Córdoba son las zonas del país que están recibiendo una mayor atención, pues son las más afectadas hasta el momento.

Teniendo esto en cuenta, se están realizando censos para ver en detalle cuál es el panorama a enfrentar. Hasta el momento los resultados preliminares señalan que los cultivos de arroz son los más afectados. Además, los ganaderos están teniendo problemas para trasladar a los animales y así salvarlos de morir ahogados.

“Por la ola invernal hemos tenido que en algunas zonas que estaban en cosecha como el arroz, se había recogido parte de la misma, pero una parte no se alcanzó a recoger. En ganadería hemos tenido dificultades para trasladar el ganado desde las zonas inundadas a zonas más altas, o incluso ganado que se puede sacar para la venta. Por supuesto, en cultivos como plátano, ñame, frijol y yuca también tenemos algunas dificultades. Es parte de ese censo que estamos haciendo para poder intervenir”, dijo el ministro Zea.

Según el Ministro, la idea es identificar pronto los problemas por regiones para poder llegar con soluciones que permitan la continuidad de las actividades agropecuarias.

Cabe recordar que en días pasados, el Ideam informó que respecto a la predicción de lluvias para el trimestre (septiembre, octubre, noviembre), los modelos nacionales señalan incrementos de lluvias por encima de los registros históricos entre 20 y 40 por ciento en la Península de La Guajira y centro del litoral caribe. De la misma forma, se podrán presentar incrementos de lluvias entre un 10 y 20 por ciento en Magdalena, Atlántico, Cesar, centro de Bolívar, Norte de Santander, Boyacá, Cundinamarca y Chocó.

Hay preocupación de que la situación empeore, pues justo el pasado 22 de septiembre la Contraloría General de la República informó que durante el primer semestre de 2021 las emergencias invernales aumentaron de enero a junio, en comparación con el 2020.

“Las declaratorias de situación de calamidad pública a nivel departamental aumentaron en un 225%, pasando de 4 en el 2020 a 13 en el primer semestre de 2021 y, en el caso municipal, se presentó una variación del 118% (con un incremento de 95 a 208)”, aseguró el órgano de control.

De acuerdo con las cifras de la UNGRD, para el primer semestre del año se contabilizaban 48.748 familias, equivalentes a 123.013 personas, afectadas por emergencias y calamidades.

SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR