Reportan el hallazgo de cadáveres en la frontera entre Colombia y Panamá, autoridades investigan si son migrantes

La Fiscalía de Panamá dijo este viernes que abrió una investigación tras el hallazgo, en una zona de la frontera con Colombia, de aproximandamente 10 cuerpos, los cuales corresponderían a migrantes haitianos que luchan por cruzar hacía los Estados Unidos

A child traveling with migrants, mostly Haitians, is helped out of a boat after arriving in Acandi to cross into Panama and continue north, in Acandi, Colombia September 23, 2021. Picture taken September 23, 2021. REUTERS/Luisa Gonzalez
A child traveling with migrants, mostly Haitians, is helped out of a boat after arriving in Acandi to cross into Panama and continue north, in Acandi, Colombia September 23, 2021. Picture taken September 23, 2021. REUTERS/Luisa Gonzalez

De acuerdo con información de las autoridades de Panamá, el día 23 de septiembre, encontraron cuerpos de 10 personas en cercanías de los ríos Tuquesa y Canaán Membrillo, en una comarca indígena Emberá Wounaán, en el sur de Panamá, todo parece indicar, que se trata de migrantes haitianos; sin embargo, esta información está siendo verificada ya que ninguno de los cuerpos portaba documentos.

Por su parte, el fiscal superior regional de Darién en Panamá, Julio Vergara Castillo, informó del caso que “se presumen que sean migrantes, porque dentro de las investigaciones una ciudadana haitiana mencionó que en el río Tuquesa se dio una creciente por la lluvia que arrastró a nueve personas”.

Tras el primer hallazgo, el funcionario de Panamá agregó que al dar el aviso del Servicio Nacional de Fronteras (Senafront), este viernes nuevamente fueron encontrados otros cuatro cuerpos, de los cuales no dio detalles sobre su estado.

En lo que va de este año 41 cuerpos de migrantes han sido encontrados en las riberas de los ríos, a lo largo del trayecto que recorren para cruzar la frontera entre Panamá y Colombia. Las causas de estas muertes han sido por ahogamiento y golpe de calor, informó la Fiscalía.

Por otro lado, según información divulgada por la agencia EFE, la directora del Servicio Nacional de Migración (SNM), Samira Gozaine, afirmó este viernes que en lo que va del año han entrado de forma irregular a Panamá 88.514 migrantes que se dirigen a Norteamérica, especialmente Estados Unidos, y que en su mayoría son familias enteras de haitianos que se habían asentado en Chile y Brasil años atrás, pero que a causa de los efectos económicos de la pandemia, se vieron en la obligación de empreder el camino buscando mejores condiciones de vida.

El jueves el presidente panameño, Laurentino Cortizo, advirtió ante la Asamblea General de la ONU de la extrema gravedad de los problemas de la migración, y apeló “a la comunidad internacional para hacer, lo más pronto posible, un esfuerzo conjunto, con estrategias coordinadas y recursos para anticipar una crisis humanitaria regional de graves proporciones”.

Tramo que la población de migrantes haitianos espera cruzar en lancha para llegar la Parque Nacional de Darién rumbo a Panamá. Google Maps.
Tramo que la población de migrantes haitianos espera cruzar en lancha para llegar la Parque Nacional de Darién rumbo a Panamá. Google Maps.

Se agrava la crisis migratoria: 19.000 extranjeros están atrapados en Necoclí

El número de migrantes estancados en Necoclí, en el Urabá antioqueño de Colombia, volvió a subir en la última semana y por consiguiente, se agravó la crisis migratoria en esta zona del país. A corte de este miércoles, 22 de septiembre, la Defensoría del Pueblo reportó que 19.000 personas, la mayoría de nacionalidad haitiana, están represadas en el municipio porque no encuentran medios de transporte que los ayuden a seguir su camino.

“En el monitoreo y seguimiento a la crisis migratoria en el municipio de Necoclí (Antioquia) desde la Defensoría del Pueblo hemos podido constatar que se encuentran represados cerca de 19.000 migrantes en este municipio, con destino a Acandí (Chocó), para su tránsito a la frontera con Panamá”, aseguró Carlos Camargo, defensor del Pueblo.

La entidad estatal detalla que los migrantes están tratando de salir por vía aérea hasta Panamá, pero no han podido conseguirlo. La otra opción es salir vía marítima en embarcaciones pequeñas y medianas, pero conseguir tiquetes también es una tarea difícil.

Ante este represamiento, el Hospital San Sebastián de Necoclí, en Antioquia, informó que se encuentra colapsado debido a la alta demanda de pacientes, en total son entre 50 y 60 migrantes diarios los que acuden a ese centro hospitalario para recibir atención por urgencias médicas.

En entrevista con Cablenoticias, el gerente del hospital, Neyder Pupo Negrete, explicó que a urgencias ingresan niños y mujeres embarazadas con enfermedades respiratorias, virales e incluso intestinales.

“Por las condiciones socioculturales de ellos, se dirigen siempre a urgencias, donde se les hace la clasificación. Consultan muchos niños con problemas respiratorios, virales, intestinales y por la piel. También maternas que presentan algunos síntomas que se pueden agravar y no tienen control. También personas con enfermedades crónicas, pero que no llevan ningún tratamiento”, indicó el funcionario al mismo noticiero.

Ante la situación, el gerente del Hospital San Sebastián de Necoclí manifestó al mismo medio que se encuentran preocupados, debido a que el personal de salud se encuentra agotado debido a la alta demanda de pacientes que deben atender a diario, por lo que hizo un llamado para que se contrate más personal en el centro médico.

SEGUIR LEYENDO


TE PUEDE INTERESAR